El joven brasileño de sólo 13 años de edad transmitió a través de Internet su suicidio. Se colgó en su habitación ante los asombrados espectadores.