El próximo cinco de septiembre en nuestro país entrará en vigencia la última etapa de la llamada portabilidad numérica, un cambio tecnológico que comenzó el 2011 y que tuvo como su primer protagonista a los números fijos.

Desde ese día, y bajo la denominación de "portabilidad total", los usuarios tendrán la opción de trasladar sus números telefónicos desde una red fija -correspondiente al clásico teléfono existente en las casas- hacia una móvil y viceversa e incluso cambiarse de región. Además, se eliminarán barreras técnicas o geográficas para permitir que éste sea usado en cualquier compañía.

En conversación con Publimetro el subsecretario de Telecomunicaciones, Pedro Huichalaf, detalló que el objetivo de esta política pública "es entregar libertad de elección, competitividad, dar oportunidades a las empresa entrantes y finalmente que los ciudadanos puedan acceder a mejores precios". 

"El derecho de portabilidad es uno de lo más ejercido en el ámbito de telecomunicaciones y el último mes se portaron más de 280 mil usuarios", complementó.

Uno de los puntos centrales para el subsecretario fue la gradualidad con la que se implementó esta modificación, lo que se explica ya que "se hizo por etapas de modo de ir avanzando primero en la portabilidad entre números fijos (2011), la portabilidad móvil (2012), el fin de la larga distancia nacional (2014) y la implementación de números con 9 dígitos (2016)".

"La portabilidad completa es el hito final de la modernización del sistema de telecomunicaciones. Seremos unos de los pocos países que ha implementado este sistema y que ha sido mirado por otros gobiernos de la región para seguir nuestros pasos", cerró el personero de la Subtel.

Un proceso de largo aliento

El subsecretario Huichalaf recordó que el factor tiempo fue fundamental para llevar a cabo de manera exitosa este proyecto, ya que cada fase "requirió más de seis meses de trabajo entre compañías, la Subtel y el comité de portabilidad. Se deben coordinar que servicios de emergencias sigan funcionando, que no falle ningún sistema de comunicación. Son procesos que se han realizado de manera fluida sin crear problemas o inconvenientes a la ciudadanía".

Precisamente, desde las empresas de telecomunicaciones también resaltaron lo positiva de esta modificación. Por ejemplo, Claro Chile detalló a Publimetro que junto a los esfuerzos técnicos realizados "continuamos trabajando coordinadamente y participando activamente de las reuniones de seguimiento en Subtel y en el Comité de Portabilidad que es transversal a la industria".

A su vez, Wom celebró esta iniciativa ya que, a su juicio, entregará "aún más libertad a los usuarios de poder elegir su compañía de telefonía, y por lo tanto, significa un beneficio para ellos. Gracias a esto, los chilenos serán completamente dueños de su teléfono, y podrán decidir cambiar de servicio, manteniendo o no su número telefónico, sin inconvenientes".

¿Cómo funcionará el nuevo sistema?

Desde la subsecretaría de Telecomunicaciones señalaron que, una vez entre en operación la portabilidad completa, el usuario deberá acercarse a la compañía a la que desea portar su número telefónico a fijo o móvil con su cuenta al día.

La conversión entre teléfono móvil a móvil o fijo a fijo se realizará durante la noche a la nueva compañía. En el caso de querer portar un número de fijo a móvil o viceversa, el cambio tendrá un tiempo de 24 horas, mientras que para los números fijos que se conviertan a móviles los usuarios recibirán un chip que pueden utilizar en su celular.  

La autoridad también recalco que cuando efectuar una llamada a un número fijo que se ha portado a móvil genere un costo mayor, el usuario recibirá un mensaje de voz que le advertirá de esta situación. 

Para coordinar este proceso existe un organismo técnico a cargo de centralizar la información sobre los números que se cambian de empresa de telefonía en el país, el cual recibe la denominación de "Comité de Portabilidad", siendo una entidad autónoma y que representa a las compañías de telefonía del país.

En febrero de 2012, de acuerdo a cifras de la Subtel, el número de portaciones -en el caso de la telefonía móvil- bordeaba las 60 mil, mientras que en junio de este año superó la barrera de los 270 mil.