Fue en medio del partido amistoso entre Chile y México, el momennto elegido para reemplazar al perrito que reemplazara al fallecido y recordado  Spike, que se transformó en símbolo de Lipigas y en un emblema para el país.

Las reacciones por el nuevo can no se hicieron esperar y las redes sociales se llenaron de mensajes en recuerdo a Spike quien murió en marzo de este año.

El nuevo embajador también es un quiltro,  y en el material presentado durante el partido de ‘la Roja’ e pudo escuchar la voz del locutor Edu Valenzuela, quien por más de una década le dio vida a la particular forma de "hablar" del querido Spike.


PUB/NL