Uno de los clásicos problemas a los que nos enfrentamos cuando tenemos un smartphone es que se moje, si no reaccionamos con rapidez, podemos perder el equipo.

Si alguna vez se encuentra en la situación que su Smartphone se cayó en el baño, cocina o simplemente se mojó excesivamente, debe saber que si no actúa con rapidez y de manera adecuada, es posible que su aparato móvil no vuelva a funcionar nunca más.

Por ello Marcelo Ponce, gerente de negocios de Kangurochile.cl, expertos en telefonía celular, da 4 consejos clave para quienes se enfrenten a esa situación:

1.    Quitar la batería: Este paso es crucial para recuperar el teléfono. De esta manera se pueden prevenir cortocircuitos, y se recomienda hacerlo lo más rápido posible. Apenas se moje, lo primero que debemos saber es quitarle su batería ya que el agua conduce la electricidad, y al entrar en el móvil lo que hace es poner en contacto todas las conexiones, por lo que quitándola se puede evitar los mayores daños. A los que no se le puede extraer la batería, con apagarlo es suficiente.

2.    No se debe emplear un secador de pelo: El clásico error que todos cometemos es aplicar calor de inmediato, esto es una de las cosas que nunca debemos hacer ya que podría hacer que el agua escurra hacia dentro del equipo o fundir ciertos elementos. Hay que evitar aplicar tanto frío como calor, lo aconsejable es con un trapo, paño o papel absorbente quitar toda el agua posible, siendo cuidadoso en no agitar ni mover mucho el dispositivo ya que sino el agua se esparce a lugares difíciles.

3.     Cuando el dispositivo se moja hay que evitar usar la tecla de encendido y apagado: Si se apagó, lo peor que puedes hacer es intentar prenderlo, porque puede generar corto circuito, así que lo mejor es dejarlo así. Y si no se apagó con la inmersión, apágalo.

4.    Separar las partes removibles: Para asegurar la vida útil de nuestro equipo, quitar la tarjeta de memoria, la carcasa y todo aquello que se pueda extraer fácilmente y sin recurrir a herramientas es fácil y de gran ayuda. De hecho no se aconseja desarmar por completo el dispositivo, sólo quitar las partes removibles. Y hay que hacerlo con mucho cuidado para evitar que entre agua en el móvil por los distintos puertos y aberturas que tiene.

PUB/NL