Una gran decepción sufrieron los usuarios cuando se enteraron que el Samsung Galaxy S6 no sería contra agua y el polvo como sus antecesores. Lo peor para los fanáticos de la compañía surcoreana llegó cuando tampoco se incluyó una ranura para tarjetas microSD. 

Ahora, tal parece que Samsung dará marcha atrás a esas drásticas y polémicas decisiones.

De acuerdo con un informe del portal "VentureBeat", tanto el Galaxy S7 como el Galaxy S7 Edge tendrán soporte para tarjetas de memoria de hasta 200GB y, además, contarán con la certificación IP67 que los hace resistentes al agua y el polvo.

Una persona allegada a la empresa indicó que ambos dispositivos conservarán el diseño actual, pero cambiarán en el tamaño: mientras que la pantalla del Samsung Galaxy S7 será de 5.1 pulgadas en diagonal, la del S7 Edge tendrá 5.7 pulgadas. En cuanto a la resolución, las pantallas Super AMOLED tendrán 1440 * 2560 píxeles quad HD. 

Sobre las baterías, "VentureBeat" señala que tendrán un incremento en su capacidad al tener 3.000 mAh para el S7 (450 mAh más que en el S6) y 3.600 mAh en el S7 Edge (1000 mAh más que en el S6 Edge). 

El cambio más significativo en el nuevos smartphones, según "VentureBeat" será notable en la cámara posterior al disminuir su potencial de 16 megapíxeles en el Galaxy S6 a tan "solo" 12 megapíxeles. Además, solamente existirían versiones con 32 o 64GB de almacenamiento interno y 4GB en RAM funcionando con un procesador Snapdragon 820 SoC de Qualcomm.

De acuerdo con diversas fuentes, será el próximo 20 de febrero cuando finalmente conozcamos los nuevos dispositivos insignia de Samsung. Hasta antes de esa fecha, todo seguirá siendo un rumor.

En la galería de fotos les mostramos los conceptos del Samsung Galaxy S7.