El Samsung Gear VR es un dispositivo que intenta aprovechar el rápido avance de los smartphones para hacer portable la realidad virtual y la visualización en 3D, aunque su compatibilidad actualmente es de solo cuatro modelos. De construcción sencilla, y como no requiere fuentes externas de alimentación, se puede fácilmente llevar en un bolso. Este equipo, en síntesis, muestra el camino a seguir.

PARA TENER EN CUENTA...

Las características técnicas del Samsung Gear VR son las siguientes:

- Lente óptico: Campo de visión de 96˚
- Sensor: Acelerador, Giroscópico, Magnético, Proximidad
- Latencia de movimiento a fotón: < 20 ms
- Ajuste focal: Para ojos con miopía o hipermetropía
- Cobertura de la distancia interpupilar: 55 ~ 71 mm
- Interfaz de usuario física: Panel táctil, Botón volver, Tecla de volumen
- Conexión: Conexión microUSB 1.1
- Dimensiones (auricular): 198 (ancho) x 116 (largo) x 90 (alto) mm
- Compatible con los smartphones Galaxy Note 5, Galaxy S6, Galaxy S6 Edge o Galaxy S6 Edge+
- Precio referencial: $ 119.990

Llevar el mundo a todas partes. Así se podría definir al Samsung Gear VR, lentes de realidad virtual que, conectándose a un smartphone, permite acceder a una gama de contenidos y -sobre todo- una experiencia en 360° única, la cual Publimetro puso a prueba.

A configurar

Lo primero que se debe realizar antes de poder utilizar este equipo es descargar y personalizar la aplicación Oculus en uno de los cuatro teléfonos compatibles (Galaxy Note 5, Galaxy S6, Galaxy S6 Edge o Galaxy S6 Edge+), procedimiento que es bastante sencillo de realizar: para crear nuestra cuenta de usuario pide datos personales como el nombre y una casilla de correo electrónico, este punto es clave ya que enviará un mensaje para validar la suscripción.

Tras sortear este paso, podemos anclar el celular a los lentes y comenzar la siguiente etapa, más larga que la anterior pero que permitirá obtener una experiencia completa. Acá es recomendable que el teléfono móvil esté cargado a totalidad y -en lo posible- conectado a una red WiFi, ya que el consumo de datos es alto.

Al usar el Samsung Gear VR por primera vez, ajustar el foco es algo fundamental (ver galería), sumado a aceptar las condiciones de uso. La recomendación es estar en una posición cómoda -en lo posible sentado- ya que durante los instantes iniciales se pueden perder los clásicos puntos de referencia, como por ejemplo tratar de ubicar las manos o pies.

¿Cómo se ocupa?

Para conectar el celular a los lentes solo se debe desprender la cobertura plástica que se ubica en la parte frontal, quedando al descubierto dos pequeñas abrazaderas y el conector MicroUSB. Tras anclar el smartphone, esta tapa se reinstala en su lugar.

En el costado derecho, se ubica el panel de control (ver galería), el cual permite desplazarse y activar diversas opciones. Junto a él, se ubica el clásico botón "Volver", el cual posee una flecha en relieve para su identificación.

Sus materiales y la forma de construcción hace que sea un dispositivo liviano, incluso con cualquiera de los cuatro celulares compatibles (ver cuadro final). A pesar de eso, es vital ajustar las correas para lograr una buena experiencia de uso.

"Oculus Cinema"

Simulando el hall de un cine -el que podemos recorrer en 360° y se presenta en 3D-, esta es la real puerta de entrada a todas las funcionalidades que presentan estos lentes de realidad virtual. Desde acá se puede acceder a una serie de demos (uno de los más impactantes es una pelea de boxeo en Las Vegas), revisar contenido en línea y, por ejemplo, acceder a Netflix.

Precisamente, esta plataforma es una de las que saca mayor partido al Samsung Gear VR, ya que el nivel de personalización permite incluso seleccionar ambientes en el cual se proyectarán las películas o series queamos (podemos pasar desde una cabaña hasta una habitación futurista con un movimiento).

Si Google Street View permite recorrer prácticamente cualquier paisaje terrestre, la función "Oculus 360 Photos" va un paso más allá, ya que entrega un extraordinario nivel de detalles de múltiples lugares turísticos como por ejemplo las calles de Londres.

Desde este menú, además, se pueden descargar aplicaciones o revisar el contenido que se registre -ya sean fotos o videos- con el smartphone utilizado. De la misma forma, responde de buena forma al revisar contenido en 3D, desde un juego hasta una película.