El próximo año, Samsung podría vender aquellos Galaxy Note 7 que no estallaron. Sin embargo, la decisión todavía no está tomada.