Ya no sólo Facebook, Twitter y WhatsApp conviven en nuestros teléfonos celulares. Cada vez es más común que nuestra pantalla de inicio deje espacio a una serie de aplicaciones que cumplen las más diversas tareas, facilitando nuestras actividades rutinarias o simplemente entregando un momento de distracción en el camino a casa.

Ya sea por necesidad o genialidad, emprendedores chilenos se atrevieron a innovar ingresando a este dinámico mundo, creando contenidos para públicos tan variados como los ciclistas o dueñas de casa. Por ello, en Publimetro realizamos una selección con algunas de estas apps.

La seguridad ante todo

Haus se presenta como una herramienta que ocupa nuestros smartphones para organizar a los vecinos de cualquier comunidad en materias de seguridad, coordinando métodos de respuesta ante eventuales situaciones de peligro sin necesidad, por ejemplo, de crear un grupo de WhatsApp.

Andrés Gallardo, su CEO, detalló que en este emprendimiento “solo ingresas tu dirección y listo. Además que en Haus hablas con personas con nombre y apellido entonces así conoces a tus vecinos, no sólo sus números de teléfono”. Junto a ello, detalló que actualmente hay comunidades “en Chile, México, Brasil y Perú y nuestra proyección es llegar a 100.000 comunidades de vecinos en Latinoamérica durante el año 2016 y seguir expandiendonos”.

Para los ciclistas transitar por las arterias de cualquier capital no es sencillo, sobre todo en Santiago, ciudad donde en pocos metros de calzada deben convivir diversos tipos de vehículos. Ante ello, Kappo no sólo es una aplicación que busca incentivar el uso de las dos ruedas a través del juego, también recolecta información útil para colaborar con las autoridades, tal como lo explicó uno de sus fundadores, Iván Páez.

“La única forma de jugar es registrando viajes reales en bicicleta, los que serán traducidos en puntaje para subir de nivel y monedas de oro para que mejorar su perfil virtual. Toda la información recolectada es analizada y entregada a los gobiernos para ayudarlos a entender los flujos, comportamientos e incluso las necesidades de los ciclistas urbanos locales”.

De viajes y favores

Pedir ayuda para organizar un bingo, obtener fondos para una entidad de beneficiencia o simplemente compartir una buena idea son habituales a través de las redes sociales, aunque todo se hace más fácil cuando en una misma plataforma se pueden reunir quienes solicitan apoyo y los están dispuesto a colaborar, aunque sea compartiendo el mensaje en sus redes sociales.

Este es el objetivo de BonaVoz, plataforma que según su CEO, Andrés Lamarca, permite "iniciar una campaña al escribir un mensaje menor a 140 caracteres para que sea apto de publicarse en Twitter y Facebook". Al alcanzar un número mínimo de adherentes se difunde "automáticamente en los perfiles de los usuarios que apoyan la iniciativa". Actualmente busca expandirse al cono sur a través de una aplicación pensada para móviles.

Así como las causas nobles movilizan a emprendedores, los problemas también lo hacen. Este es el caso de Lennart Sönke Ruff, quien junto a un amigo -Simón- se encontraron durante Semana Santa sin poder regresar a Santiago desde el Salar de Uyuni. Al no poseer un RUT ni tarjetas bancarias emitidas en Chile, no lograron comprar boletos online, surgiendo así la idea de Recorrido.cl.

"Casi todos los chilenos tienen un smartphone y el país cuenta con buena infraestructura y buses modernos. Trabajamos en un plan de negocio y empezamos con un prototipo que solo permitió la comparación de precios (de pasajes) y en enero de 2015 lanzamos la venta online" de pasajes de buses, detalló a Publimetro.

¿Qué dice ahí?

En 2012, Luis Loyola dirigió un proyecto de libros digitales para niños japoneses mientras se encontraba en Tokio, idea que ponía al alcande de los menores literatura mezclándola con la tecnología. Tras esta experiencia, decidió replicarla en Chile naciendo así Kidint, una aplicación que por un pequeño valor mensual permite acceder, desde un celular o tablet, a libros interactivos narrados en español, inglés y   portugués.

La siguiente etapa, según su fundador, es llegar a ser "la mayor biblioteca digital de libros narrados e interactivos de Latino América y ayudar de forma concreta al progreso de nuestros niños y de nuestros países. Abogamos por la inclusión y la diversidad: queremos incluir libros con lenguaje de señas y también libros narrados en idiomas o dialectos autóctonos como el Mapudungún".

Marzo no solo implica el fin de las vacaciones para la mayoría. También se deben retomar múltiples labores diarias que pueden ir desde la limpieza del hogar hasta instalar ese nuevo televisor. Por ello, cuatro emprendedores nacionales, apoyados por Corfo, desarrollaron Tuten, un emprendimiento que busca acercar a clientes y proveedores.

Roi Amszynowski, CEO y fundador, reconoció esperar ser “un aporte al emprendimiento, demostrando como la tecnología puede ser utilizada para resolver problemas del mundo real de forma más eficiente. No solo le resolveremos un problema a jóvenes profesionales que carecen de tiempo para realizar labores domésticas, sino que además generaremos miles de empleos flexibles y de mejor nivel”.