Lo que empezó como un juego se ha convertido en una moda en Facebook. La idea es poner como foto de perfil el dibujo animado de la infancia con el objetivo crear conciencia sobre el trabajo infantil.

La iniciativa partió de dos jóvenes portugueses, Xiko Rodrigues y Filipa Fonseca, que propusieron "llenar el Facebook de recuerdos de la infancia" y en pocas horas cientos de miles de personas de todo el mundo cambiaron sus fotos de perfil por la de un personaje de dibujos animados.

Visto el éxito de la propuesta ya han aparecido otros mensajes piden alargar la iniciativa hasta

el próximo mes de diciembre.
Los responsables de Facebook no tienen datos estadísticos sobre el número de personas que han cambiado su foto por una de dibujo animado aunque algunos expertos matizan que detrás de estas campañas se esconden técnicas de consumo subliminal de productos que asociamos a nuestra infancia y que aún en día se comercializan.

España ha sido el país donde más usuarios han modificado su foto aunque la iniciativa se ha extendido con fuerza entre los internautas sudamericanos.