Este martes Apple liberó la esperada actualización del sistema operativo que utilizan sus dispositivos, entre ellos el -también- recién estrenado iPhone 7. Bajo el nombre de iOS 10, la plataforma prometía mejoras en la asistencia por voz o integración con automatización para el hogar a través de un sistema llamado "Home", entre otras.

A pesar de la expectación ocasionada, muchos usuarios que la descargaron reportaron en las redes sociales una serie de problemas para su actualización, generando problemas en los equipos donde se aplicaba.

Por ejemplo, y la crítica principal, es que luego de bajar el software los dispositivos se bloqueaban, siendo necesaria su conexión a iTunes para poder utilizarlos ya que entraba en un "modo de recuperación"

A raíz de esto, la firma con sede en Cupertino emitió un escueto comunicado asegurando que se trató de un "breve problema con el proceso de actualización del software, que afecta a un pequeño número de usuarios".

El iOS 10 es compatible con los iPhone 5, 5c, 5s, SE, 6, 6 Plus, 6s, 6s Plus y el 7; mientras que para el iPad Mini 2, Air, Air 2, Mini 3, Mini 4, Pro de 9.7 pulgadas también funciona.

Entre sus mejoras, y a pesar de la falla reportada, se encuentra la optimización de la función de desbloqueo con la huella dactilar, la eliminación de aplicaciones preinstaladas, una nueva pantalla de bloqueo y una mejor interacción de Siri con sistemas como WhatsApp, donde se podrán dictar los mensajes a escribir.

PUB/VJ