Ocurrió mientras presentaba en vivo la nueva tableta de la empresa, Surface. El presidente de la división Windows de Microsoft, Steven Sinofsky, transpiró más de la cuenta cuando el pasado lunes intentaba demostrar las bondades del dispositivo, pero este se quedó con la pantalla congelada.

Sinofsky quiso probar ante el auditorio el funcionamiento del Internet Explorer en la tableta pero esta no respondía a sus órdenes. Luego de intentarlo algunas veces, e improvisar su discurso, al ejecutivo no le quedó más remedio que recurrir velozmente a otro dispositivo para seguir con la presentación.

La anécdota hizo recordar al incidente ocurrido a Bill Gates en 1998 cuando la pantalla de una computadora se volvió azul en plena presentación de una nueva versión de Windows. En el caso de Sinofsky, se recordará por la rapidez con que el video recorrió las redes sociales y alcanzó una popularidad en YouTube que lo llevó a obtener casi 2 millones de vistas en solo dos días.