Considerando que todos los días hay robos e intentos de robos en domicilios y negocios, la solución hoy es la seguridad autoadministrada y a bajo costo, ya que las empresas de alarmas tampoco están dando reales soluciones.

Es por eso que empresas como Artilec están ofreciendo cámaras HD que cuestan alrededor de $60.000 y que conectadas al celular permiten ver la casa todo el día en tiempo real por costo cero (sólo con una conexión a internet).
 
El desarrollo de la tecnología IP ha permitido un crecimiento explosivo de la CCTV digital en contraposición al sistema análogo. Fenómeno del cual Chile no ha estado exento. Ya que según un estudio de IMS Research de 2012, la videovigilancia IP está creciendo a un ritmo de tres veces por encima del mercado total, superior al 30%.
 
Los últimos softwares de alarmas de seguridad en tanto permiten realizar una mejor gestión de monitoreo e integrar en el sistema los datos de cada cliente. También entregar los contactos de la persona y señalar la ubicación geográfica de la alarma activada.
 
Adicionalmente,  incluyen herramientas de administración que permiten responder rápidamente a un requerimiento. A través  de GPRS el sistema de alarma señala el lugar específico donde está siendo asaltado un vehículo por ejemplo. Otra  alternativa es incluir video HD en el monitoreo. Si se activa  la alarma se enciende el panel de video y se ve a través de las cámaras del cliente, de esta forma el usuario puede verificar si se trata de una falsa alarma.
 
En cuanto a la tecnología que hay detrás, esta hoy es de primera línea. “Las CCTV IP entregan una mejor calidad de imagen, gracias a que las cámaras pueden ser de multimegapixel y no se restringen a las normas NTSC o PAL como las análogas, llegando a captar imágenes de  5 megapíxeles, además de posibilitar el monitoreo de miles de cámaras a la vez a través del sistema de video inteligencia que permite definir parámetros de monitoreo de acuerdo a lo que se requiera, ya sea movimientos, desaparición de objetos, cantidad de entradas y salidas, seguimiento, entre muchas otras”, destaca Cristián Depassier, gerente general de Artilec.