Recientemente, Jonathan Zdziarski, experto en seguridad de iOS, desató polémica asegurando que, de hecho, WhatsApp deja un rastro "forense" de las conversaciones borradas por los usuarios. Esto, dentro del mismo teléfono celular (iPhone).

Estas pueden ser recuperadas, lo que atenta contra la privacidad de los usuarios. 

Pero no se preocupen ni entren en pánico, pues sí hay forma de evitar que esto suceda y hacer que las conversaciones borradas se vayan para siempre. 

Jonathan Zdziarski compartió una serie de recomendaciones, no sin antes aclarar que, si buscan seguridad, la respuesta está en la fortaleza de sus contraseñas. 

Esto deben hacer para que WhatsApp no guarde un rastro de sus conversaciones eliminadas en iPhone:

WhatsApp

Foto:

1.- Usen iTunes para crear una contraseña de respaldo segura, larga y compleja que sea difícil de adivinar.

2.- Inhabiliten los respaldos en la nube.

3.- Esta es una de las formas más certeras para eliminar cualquier información que hayaN guardado WhatsApp: desinstalen la app y borren cualquier carpeta de la misma en su celular. Esto limpiará la base de datos. 

Por su parte, Stephen Gates, el jefe de investigación de inteligencia de la compañía NSFOCUS comentó a "BBC" que "Los individuos que usan este tipo de apps deben entender que cualquier encriptación puede romperse (...) No hay encriptación a prueba de balas, sólo encriptaciones más fuertes". 

WhatsApp se renueva constantemente

El mensajero propiedad de Facebook se ha renovado bastante en los últimos meses. Uno de estos cambios, y quizá el más celebrado por los usuarios, fue la encriptación end-to-end.

Dicha encriptación prometía mucha más seguridad en WhatsApp, evitando que terceros sean capaces de leer sus conversaciones. 

Ni WhatsApp podía tener acceso a dichas conversaciones. El encriptado funciona dando una especie de llave a uno de los usuarios, la misma que abrirá -decodificará- los mensajes de su receptor. No hay dos "llaves" iguales, cada una es única y cambia con cada mensaje. 

Sin embargo, recordemos el mensaje de los expertos: nunca estarán completamente seguros. Lo mejor es no compartir información delicada por estos medios.