Una de las peores cosas que les pueden pasar: alguien les da su número para que le manden WhatsApp... pero, ¡sorpresa! Se los dio mal.