¿Es usted feliz con su trabajo? Puede ser una pregunta compleja de responder o quizás fácil para algunos, aunque hay determinadas profesiones y oficios que al parecer destacan por sobre otras.

De acuerdo a un análisis realizado por el diario británico The Guardian durante 2015 en base a diversos estudios, los más felices son los ingenieros.

Si está dentro del selecto grupo seguramente es una persona feliz, pero ¿qué es lo que determina que estos trabajos resalten? “Hay un elemento, que no es el único ni el central, pero que tiende a acumular la mayor cantidad de factores que inciden en este nivel de satisfacción y que tiene que ver con el grado en el cual la persona percibe que su trabajo, que su acción influye y afecta a otros”, explica Claudio Orellana, decano de Sicología de la Universidad San Sebastián (USS).

Algo con lo que coincide Nicole Papazian, directora de Marketing y Comunicaciones de la empresa de recursos humanos Adecco Chile, quien resalta que “muchas de estas profesiones tienen un componente importante de servicio público, de ayuda social y de contacto con la gente. Estos aspectos pueden ser un gran indicador de que muchas veces las personas que están sirviendo a la sociedad y que están ayudando con su profesión, pueden sentir una mayor satisfacción al trabajar en algo que les gusta, pero que además tiene un sentido social”.

En ese sentido, Orellana detalla que esto se nota, por ejemplo, en los profesores que observan cómo sus alumnos aprenden a leer o a sumar y escribir y la satisfacción que eso les provoca, lo mismo que con los médicos o las enfermeras, etc. “Es cuánto yo logro identificar ‘el resultado’ de mi trabajo, es decir, cuán claro para mí es decir ‘esto que está pasando es fruto de mi acción’”, complementa el académico de la USS.

Factor salario

Dentro del ranking, llama la atención que algunos de estos trabajos son bien remunerados ¿es esto un factor para considerar estas profesiones como felices?

Papazian asegura que si bien “para algunas personas el factor ingreso sí es una variable en el grado de felicidad”, añade que “un trabajador puede recibir un suelo muy alto, pero si no está contento con su entorno laboral, sus pares, su jefatura, etc., no conseguirá un alto grado de felicidad”.

En tanto, el académico de la USS sostiene que “los estudios de satisfacción y felicidad muestran que pasado cierto estándar mínimo, el impacto que tiene en la renta es menor. Dicho de otra manera, por sobre un ingreso que te permite un nivel de bienestar social medio, la verdad que el incremento de esa renta no general igualmente incrementos en el nivel de la felicidad”.

Finalmente la ejecutiva de Adecco afirma que más que la profesión u oficio “lo que sí influye en la felicidad son las condiciones que el trabajador presenta en su entorno de trabajo”. Por ejemplo destacan los obreros de la construcción y los jardineros porque tienen la posibilidad de trabajar al aire libre.

“Si tiene una satisfacción profesional que trasciende más allá del trabajo en sí, por ejemplo, un médico que le salva la vida a un paciente, un profesor que es una influencia para la educación de otros, etc”, concluye Papazian.