Foto: Captura de YouTube

En el sector de Pukehina Beach, una playa de Nueva Zelanda, una mujer llamada Elizabeth Ann grabó el video de un misterioso hallazgo, y lo compartió en internet.

Se trata del cadáver en descomposición de una especie marina de unos nueve metros de largo que tiene un hocico repleta de enormes dientes, pero no está completo.

Según el testimonio de la mujer que colgó el video, apareció en la costa después de una gran tormenta. “Ha sido atacado por otra criatura en el agua. Los lugareños no saben de qué se trata y ha suscitado enormes discusiones”, escribió Ann.

Mientras que se habla de ballenas asesinas -frecuentes en la región de las islas Fiji y la bahía Plenty-, expertos analizan los restos para hallar una respuesta.