Un grupo de científicos informaron sobre el primer paciente en el mundo que logra ser curado de sida gracias al tratamiento con células madre, informa La Tercera.

El paciente, identificado como Timothy Raw Brown fue beneficiado en 2007 con un trasplante de células madre CD4 que carecen de receptores CCR5 que propician la propagación del VIH en el cuerpo.

Estas células, agrega el medio, estarían presente sólo en el 1% de la población caucásica en el noroeste de Europa, por lo que los profesionales buscaron entre 80 personas correspondientes con esta descripción.

Las nuevas células se habrían propagado por el organismo de Brown, haciendo desaparecer a las infectadas.

Al respecto los científicos afirmaron a la revista especializada Blood que "de estos resultados, es razonable concluir que la cura para la infección del VIH ha sido alcanzada en este paciente".