Rocky es un orangután de 11 años. Jamás ha vivido en la selva, pero tiene una habilidad: puede hacer sonidos en sus cuerdas vocales que suenan como la expresión "Ah".

El animal vive en el zoológico de Indianápolis y un grupo de investigadores del lugar observaron que el animal puede imitar el tono de los sonidos humanos. El hallazgo fue publicado el pasado miércoles. Según estos, el descubrimiento ayuda a proporcionar información sobre cómo se originó la voz humana.

Youtube

Foto:

Todos los sonidos son variaciones de la misma vocal, pero el animal los emite en distintos tonos. 

"Replantea lo que sabemos acerca de las habilidades de los orangutanes", afirma Rob Schumaker, director del zoológico. "Es probable que los orígenes del habla no sean humanos sino que pueden proceder de los simios". 

Rocky aprendió a "hablar" con películas y publicidad, antes de llegar al zoológico.Solo él puede emitir estos sonidos y usarlos a diario. Ningún otro animal de su especie ha podido hacer esto. 

Ningún otro orangután puede hacer lo que Rocky. 

Ningún otro orangután puede hacer lo que Rocky. 

Getty Images

Foto:

El equipo grabó una "conversación" entre Rocky y una investigadora. Ella dice "ah" en un tono y el simio imita el sonido para ganarse su comida. Tiene 500 variaciones del mismo sonido.

¿Por qué los loros pueden hablar?

Los loros son los únicos que pueden repetir sonidos humanos. 

Los loros son los únicos que pueden repetir sonidos humanos. 

Wikimedia

Foto:

Otra de las especies animales que puede imitar muy bien el sonido humano es la lora o papagayo. Tienen una gran capacidad craneal y por eso son las aves más inteligentes. Además son capaces de imitar la voz humana.

Los loros solamente repiten de forma mecánica los sonidos de su entorno. Ellos imitan por repetición el habla humana, ya que repite de forma mecánica sonidos de su entorno. No comprenden lo que dicen, pero sí se comunican entre ellos imitando los sonidos que escuchan en el resto de su familia. 

Asimismo, los loros pueden usar esta habilidad como una respuesta a lo que pre senta su entorno (comida o atención). Ellos no tienen cuerdas vocales sino un órgano llamado siringe que les permite producir sonidos complejos. En el caso de Rocky, él es el único que puede "hablar", ya que en su especie se emiten sonidos que no se generan por repetición. Asimismo, si un loro habla aprende desde joven, ya que un loro maduro es mucho más difícil de entrenar.