El físico rumano de prestigio internacional Ancu Dinca comentó en una entrevista a la prensa del país los rumores sobre el fin del mundo que supuestamente llega el 21 de diciembre de este año.

Según el especialista en los problemas de la energía de la Tierra, lo único que se espera ese día es el aumento de la frecuencia de la vibración de la Tierra hasta 12,8 Hz, o sea, el nivel récord. Sin embargo, mucho dependerá del lugar donde uno se encuentre en este momento, después del cual su vida podrá cambiar tanto a mejor como a peor. 

"Relájense, coman, beban y pasen el tiempo con su familia. De este modo usted celebrará el apocalipsis más bello", afirmó el físico. Sin embargo, el aumento de la frecuencia de vibración del planeta puede tener un impacto negativo en la salud de las personas sensibles a las fluctuaciones climáticas, según recoge RT.com

Dinca compuso un mapa aproximado de las zonas geográficas protegidas de la influencia negativa de la Tierra. Por ejemplo, en Rumanía hay regiones buenas para 'cobijarse' este día y otras más expuestas a la energía negativa, ya que es un país con gran riqueza de formas de relieve, destaca Dinca.