Puede parecer una excentricidad, pero en realidad es una muestra del lujo en estado puro. Un valor añadido para aquellos clientes a los que ya se les queda corta la mejor suite en la zona más paradisíaca del mundo. Para ellos, una noche especial,  con DJ’s internacionales y las paredes de cristal  con vistas al océano.

El acceso al club se realiza por una escalera desde el restaurante del complejo, que conduce a los visitantes  6 metros bajo la superficie del Índico.  Las instalaciones se hallan unos quinientos metros mar adentro.

Bailando bajo las olas, la noche puede dar mucho más de sí de lo que estamos acostumbrados. No solo se trata de música y copas. Alrededor pueden verse  peces payaso, rayas, peces loro ... o cualquier otra especie de la alucinante vida marítima del Índico.

No es la única locura submarina de este tipo. Hay que recordar que en Dubai ya se planea construir el primer hotel submarino del mundo, el Water Discus Hotel. El hotel contará, de siete estrellas, tendrá un centro de buceo y un bar submarino. Las habitaciones bajo el agua contarán con  ventanas panorámicas e iluminación especial para ver la biodiversidad marina . Según el proyecto inicial, las habitaciones submarinaspodrá elevarse a la superficie en caso de peligro.