"La lactancia materna es y siempre será visto como un acto de amor de la madre hacia su hijo, fuente de todos los nutrientes y compuestos que favorecen sus sistema de defensas, mejoran el vinculo materno, ayudan a la perdida de peso de la madre y al aumento de peso del bebe, disminuye la probabilidad de enfermedades intestinales y según los últimos estudios, favorecen a que el niño sea mas inteligente en comparación con niños alimentados con formulas infantiles.   

Es importante mencionar que también se presentan casos de errores del metabilismo (enfermedades genéticas raras que afectan el proceso de nutrientes, tales como: Intolerancia primaria a la lactosa, galactosemia y fructooligosacáridos", finalizó el colombiano especialista en nutrición Luis Miguel Becerra. 

Para muchas personas las alergias alimentarias son algo común en la vida cotidiana. Sin embargo, las cosas cambian cuando se trata de bebés que únicamente dependen de la leche materna para alimentarse, pero ¿lo que ellos presentan es realmente alergia a la leche materna?

Al respecto, el Nutricionista clínico inmunólogo digestivo Luis Miguel Becerra, nos mencionó: “La verdad es que no se presenta alergia, pero en casos muy excepcionales ciertas condiciones hacen que la lactancia materna no tenga todos los beneficios que podría tener para el bebe. Estos casos, que por demás son muy escasos se basan en intolerancias a la lactosa (carbohidrato mayoritario en la leche materna), alergias a la proteína de la leche de vaca en la que las proteínas consumidas por la madre pasan a la leche materna y por ende al bebé.

Pixabay

Foto:

Además, el doctor Mario Alberto Vara, director general de servicios médicos en “Varsaa México”, nos compartió: "No es lo mismo alergia que intolerancia, ambas producen reacciones semejantes, pero algunos bebés suelen desarrollar una alergia al primer momento de lactar. Aunque los síntomas son semejantes (indigestión, inflamación y cólicos), debemos saber ubicar de qué se trata.

Si el pequeño presenta alguno de los síntomas mencionados, la leche se debe cambiar por una fórmula. Si los síntomas ceden, hablamos de una alergia. Si los síntomas persisten, entonces sabremos que el pequeño es intolerante a la lactosa.  

Otro síntoma clave para diferenciar la alergia de la intolerancia es que en la alergia podría presentarse exantema cutáneo, es decir granitos en el cuerpo –prurito–.

Es importante mencionar que lo que causa una alergia a la leche materna en el recién nacido es la incopatibildad de los componentes de esta leche en general. Esta reacción causa liberacion de histamina en el recien nacido lo que provoca el exantema cutaneo expresado mayormente en ronchas tortuosas o salpullido fino.

Cabe mencionar que la alergia es una condición es relativamente rara en los bebés, ya que según informes del médico Mario Alberto, la incidencia es de 1 de cada 100 en México.

Pixabay

Foto:

Se debe tener en cuenta que por lo regular, la alergia se presenta al momento de la lactancia, y la intolerancia, días o semanas después