La bicicleta se ha convertido en una buena alternativa de transporte en grandes urbes. Sin embargo, la frecuencia con la que os ciclistas sufren accidentes se ha elevado debido a la poca educación vial que existe.

Por ello, estos inventores decidieron poner su granito de arena al mundo del ciclismo y diseñaron cascos realmente originales y, sobretodo, útiles.

1- Kranium (casco de papel)

El diseño le pertenece a Anirudha Surabhi, un recién egresado del London Royal College of Art, quien tuvo la idea de modificar los clásicos cascos de poliestireno por una alternativa más ecológica.

Surabhi creó un diseño similar a las celdillas de un panal de abeja con una doble capa de papel, para formar diminutas bolsas de aire que se extienden a lo largo de casco. Estas bolsas de papel cumplen dos funciones: Absorben la energía dándole más tiempo al cerebro para frenarse. Y además, sirven de soporte para proteger los daños que pueda recibir el cráneo durante el impacto.

Este diseño ha sido probado según los Estándares Europeos de Seguridad, comprobando que supera considerablemente la funcionalidad del casco clásico de poliestireno.

2- Hovding (casco invisible)

Las ingenieras suecas, Anna Haupt y Terese Alstin, presentaron su proyecto Hovding, una alternativa para los ciclistas que evitan el casco por cuidar su peinado.

Ante algún impacto, el Hovding se infla y se convierte en 0.1 segundos en una bolsa de aire que cubre cabeza y parte de la cara de la persona. Haupt y Alstin estudiaron por años los distintos traumas de accidentes en bicicleta para poder desarrollar un sistema que ofreciera una mayor protección sin ser estorboso para el usuario.

El Hovding solo está a la venta en Europa con un costo de 399 euros; desde su venta al público en 2011, se han reportado cinco usuarios que agradecen a sus creadoras por salvarles la vida.

3- DORA (casco con señalización luminosa)

El diseñador húngaro, Balazs Filczer ha incursionado en el mundo de la bicicleta creando su casco DORA, que le da a los ciclistas de las grandes urbes la señalización que les hacía falta para hacerse notar entre tanto automóvil.

El casco está equipado con luces LED de alta visibilidad. En la parte delantera con un foco que guía el camino del ciclista; en laterales con intermitentes y direccionales; y en la parte trasera un foco para la visibilidad. Todas conectadas vía bluetooth a un mando manillar ubicado en el manubrio.

Lamentablemente no se ha fabricado para a su venta al público, pero sí ha quedado como la inspiración para futuras mejoras en cascos para ciclistas y motociclistas.

4- Live Map (casco inteligente)

Inspirados en el sofisticado traje de Iron Man, un grupo de ingenieros rusos diseñaron Live Map, un casco inteligente de realidad aumentada; que aparte de proteger al usuario, le proyecta toda la información que necesita sobre el curso que está tomando.

Con un sistema basado en Android, un GPS y un proyector sobre el casco, Live Map responde a las instrucciones que el usuario le da por medio de un control de voz. Lo mejor es que la información proyectada en el visor del casco no estorba a la visión del conductor.

El Live Map es un proyecto que cuenta con fondos del departamento de Ciencia de Moscú para su producción, y se puede preordenar por medio de su sitio web livemap.info

5- Closca (casco portátil)

CLOSCA es un casco portátil y personalizable, pensado para todas las personas que usan la bicicleta para llegar a la escuela o el trabajo.

Gracias a su sistema plegable, CLOSCA reduce su tamaño inicial en un 60% al estar doblado, lo que permite llevarlo en la bolsa o mochila. Está disponible en todas las tallas (XCH, CH, M, G) y cuenta con fundas intercambiables en diversos diseños que lo hace adaptable al estilo de vida de cada quien.

Este casco cumple con la normativa EN 1078 elaborada por el Comité Europeo de Normalización que se aplica cascos para ciclistas y usuarios de monopatines y patines de ruedas. CLOSCA solo está disponible en la tienda en linea closca.co