¿Les ha sucedido que están en compañía y aún así son los únicos que resultan con piquetes de mosquitos? ¿Por qué razones los eligen a ustedes por sobre otras personas? No se preocupen, pues no es nada personal.

De hecho, sí hay razones científicas que hacen que los mosquitos prefieran alimentarse de ciertas personas. 

Diversos estudios nos dan las respuestas que necesitamos sobre este tema: 

Este mosquito acaba de comer.

Este mosquito acaba de comer.

Getty Images

Foto:

1.- Tipo de sangre

Una de las razones de que los mosquitos los encuentren más apetitosos a ustedes que a sus amigos es el tipo de sangre. La favorita de estos molestos animalitos es la tipo O.

2.- Mujeres embarazadas

Se descubrió que los mosquitos prefieren a las mujeres embarazadas. Especialmente los que portan malaria. Podría ocurrir algo similar con los que portan el virus del Zika. 

3.- Les gusta beber

¿Creen que a los mosquitos les gusta emborracharse? La respuesta es . Prefieren a las personas que han bebido cerveza antes que a alguien sin alcohol en la sangre. 

4.- Los compuestos de su cuerpo

Por alguna razón que aún no queda clara, los mosquitos se sienten más atraídos hacia los compuestos que emiten ciertas personas, mientras que los emitidos por otras los repelen.

5.- Les gusta la gente limpia

Si no se bañan muy seguido, seguro no tienen que preocuparse por los mosquitos: las personas con muchas bacterias en la piel son menos atractivas para ellos. 

6.- Les gustan los "gorditos"

Así es, los mosquitos parecen preferir a las personas con sobrepeso, así como a las mujeres embarazadas. 

7.- Sudorosos 

Sí, a los moscos les gustan los cuerpos sudorosos, pues el sudor produce una sustancia que ellos aman. Es por esto que es más probable que los piquen cuando están haciendo ejercicio. 

8.- Prefieren el dióxido de carbono 

Es normal que haya personas que emitan más dióxido de carbono al respirar que otras. Los mosquitos prefieren a las que emiten más, por alguna razón que aún no se descubre. 

Aunque no lo parezca, los mosquitos son criaturas caprichosas y no todos merecen sus molestas picaduras.