Una posible alineación planetaria sería una de las nuevas explicaciones para justificar que el próximo 21 diciembre un gran cambio ocurriría, o para los más extremistas, sucedería el tan comentado fin del mundo.
Al eclipse ocurrido el pasado lunes y que por muchos fue calificado como el comienzo de una “nueva era”, se suma esta información que se basa en el argumento de que nuevamente los mayas (quienes habrían predecido el último eclipse) civilización precolombina oriunda de Guatemala y México principalmente, afirmaron que durante aquel día una sincronización de los planetas junto al Sol provocaría grandes cambios en el mundo, pero sin mencionar la destrucción de éste.

Además este fenómeno estaría precidido de otro hecho curioso que sucedería el próximo 3 de diciembre, la alineación de tres de estos planetas (Mercurio, Saturno y Marte) con las tres pirámides de Giza ubicadas en Egipto y parte de las siete maravillas del mundo.

Esto no es todo, ya que durante este período también se vivirán tormentas solares y todo tipo de fenómenos astrológicos fuera de lo común, según sitios web como factormaya.com.

No habrá fin del mundo, pero sí cambios

El astrólogo Felipe Tarud fue enfático en señalar que la alineación planetaria será una realidad el próximo 21 de diciembre y agregó que muchas ya han ocurrido sólo que han sido hace muchos años, por eso no tenemos información de aquellos fenómenos.

Además señaló que más que la destrucción del mundo, habrá problemas en los sistemas de intercomunicación y la electricidad que genera caos en la población: “Va a haber un problema grave con la electricidad ese día, es posible que haya un apagón que dure aproximadamente tres días”, señaló Tarud quien llamó a no acercarse ese día a los lugares con radiofrecuencia.

El astrólogo afirmó que también tiene una gran importancia en el asunto el planeta Mercurio, que se encontraría en un estatus retrógrado: “Es un efecto óptico que hace que cuando ves el planeta pareciera que se estuviera alejando, y eso afecta las energías, por lo que hay que tener mucho cuidado con los rayos ultravioleta que estarán más fuertes que nunca”, finalizó con respecto a lo que ocurrirá luego del 21 de diciembre.

Consutado sobre el tema, el astrofísico de la Universidad de Chile Norman Cruz afirmó no tener información de que una alineación planetaria ocurriría aquel día.