Un atardecer en Manhattan puede ser la guinda para acabar un día perfecto por la Gran Manzana. Eso es lo que sucede un par de días al año cuando el sol se pone y se alinea perfectamente con las calles que cortan la ciudad de este a oeste. De la unión de las palabras Manhattan y Stonehenge surge «Manhattanhenge», término que se usa para describir este fenómeno que cada año puede verse en las calles de la isla de Nueva York.
 
El término fue acuñado por Neil deGrasse Tyson en 2002. Tyson describió en la revista Hayden Planetarium las fechas en las que se puede ver el fenómeno durante 2012: el pasado 30 de mayo a las 8.16 pm fue uno de ellos. Todavía hay tiempo hasta el 11 de julio a las 8.24 pm para poder ver este espectáculo de luz y color.
 
Según la mencionada revista, los mejores lugares para disfrutarlo son las calles 14, 23, 34, 42, 57, sin pasar por alto las impresionantes vistas desde el Empire State y el edificio Chrysler.