Un grupo de adultos mayores, representados por la Fundación Nacional del Adulto Mayor y la Unión Nacional de Pensionados de Chile, UNAP A.G., realizaron una protesta en la Estación Universidad de Chile del Metro a fin de exigir que se concrete la rebaja de los pasajes para la tercera edad.

Francisco Iturriaga, presidente de la UNAP, criticó que pese a que gran parte de los adultos mayores de nuestro país, no tiene acceso a Internet o presenta algún grado de analfabetismo digital, Metro decidió solicitar la renovación de los benéfico de la rebaja en el servicio solo a través de Internet.

"A lo anterior se suma la discriminación que realiza Metro al exigir que los adultos mayores, envíen por Internet una copia de la colilla de pago de su pensión. Cientos de miles de personas pertenecientes a la tercera edad, no tienen previsión", dijo Iturriaga.   

Según Michel Toledo, de la Fundación Nacional del Adulto Mayor, hasta la fecha los adultos mayores no tienen ninguna rebaja en las micros del Transantiago y transporte público en general. "En la única rebaja que se nos ha entregado el metro incorpora trabas burocráticas que discriminan a un importante sector de la tercera edad", explicó.

Toledo, además, criticó que "la tarjeta que se pretende entregar en el metro, tiene una letra muy pequeña y la tarjeta es de muy reducido tamaño, lo que hace muy difícil su uso parte de los adultos mayores".

 

Cédula de identidad

Iturriaga explicó que la cédula de identidad "es la única acreditación suficiente si se quiere beneficiar a todas las personas de edad avanzada".

"Nuestro llamado al Metro es a no pretender inventar la rueda. La cédula de identidad es la mejor forma de saber quién pertenece o no a la tercera edad", argumentó.