¿Cómo se financia Cataluña y es realmente el motor de la economía de España?

La región representa el 19% del PIB español y es la comunidad más exportadora, pero también es la región más endeudada. Estos son los mecanismos de los que dispone para financiarse y también para hacer frente a esa deuda.

Por BBC Mundo

En medio de la crisis política en Cataluña, una de las grandes preguntas que surgen es si la región podría sobrevivir como un Estado independiente.

Uno de los argumentos de los independentistas es que aporta mucho más al Estado español de lo que recibe y, por tanto, una Cataluña independiente sería más próspera.

El Parlamento catalán aprobó el 27 de octubre una declaración de independencia tras el referéndum del 1 de octubre, declarado ilegal por la justicia española.

Dicha declaratoria llevó al gobierno español a activar el Artículo 155 de la Constitución, que le permite tomar el control del gobierno catalán y Madrid convocó elecciones autonómicas en Cataluña para el 21 de diciembre.

En BBC Mundo analizamos si Cataluña es realmente el motor de España y cuál es su capacidad de financiación.

La financiación autonómica

98553284gettyimages866587342-92c2fbd09c00428b28ae9e97ba1200e7.jpg Tras el referéndum declarado ilegal del 1 de octubre, los independentistas han salido varias veces a las calles. / Jack Taylor/Getty Images

Las comunidades autónomas en España se financian principalmente a través de impuestos y de transferencias de la Administración central.

Uno de los puntos de discordia es que existen dos regímenes de financiación autonómica: uno llamado común y el foral. De las 17 comunidades autónomas, sólo en País Vasco y Navarra está vigente el régimen foral.

¿Cuál es la diferencia? Bajo el régimen foral, País Vasco y Navarra recaudan y se quedan con todos los tributos pagados en sus territorios, y después pagan una aportación al Estado para sufragar los gastos de la Administración central.

Sin embargo, bajo el régimen común, es el Estado central el que recibe los ingresos de la mayor parte de los impuestos —los principales son el impuesto sobre la renta, el Impuesto sobre el Valor Agregado (IVA) y los impuestos especiales que gravan, por ejemplo, las bebidas alcohólicas— y luego transfiere un porcentaje a las comunidades autónomas.

En el caso del impuesto sobre la renta y del IVA, la administración central transfiere a cada comunidad el 50% de lo recaudado, mientras que en el caso de los impuestos especiales el porcentaje es del 58%.

Esas transferencias representan aproximadamente el "80% de la financiación de las comunidades autónomas", le explicó a BBC Mundo José Carlos Díez, profesor de Economía de la Universidad de Alcalá.

Otros impuestos, de menor capacidad recaudatoria, son gestionados directamente por la región.

La cuestión de la solidaridad territorial

98553474gettyimages830675252-70938baa3d399840dc8dbbd926e81aa0.jpg Cataluña es la comunidad más endeudada de España. / JOSEP LAGO/AFP/Getty Images

Según aseguran los partidarios de la independencia catalana, los impuestos pagados por los habitantes de Cataluña superan hasta en 16.000 millones de euros (unos US$18.700 millones) el monto que recibe la región del gobierno de Madrid, lo que supone un 8% de su Producto Interior Bruto (PIB).

El gobierno central admite que Cataluña tiene un saldo fiscal negativo, pero lo sitúa en el 5% del PIB en vez del 8%, según el Ministerio de Hacienda. Es decir, unos 9.900 millones de euros (unos US$11.500).

"No hay un sustento económico para justificar el 'España nos roba'", uno de los lemas de los independentistas, le dijo a BBC Mundo el profesor de la Universidad Complutense de Madrid e investigador de la Federación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea), Jorge Onrubia. El experto agregó que se trata de una cuestión de "insolidaridad interterritorial".

Los impuestos que recauda el Estado español van a una "bolsa" común que se reparte en función de las necesidades de gasto de los distintos territorios, explicó Onrubia. Es lo que se conoce como solidaridad territorial y el objetivo es paliar las diferencias socioeconómicas entre las Comunidades Autónomas.

"El problema es que País Vasco y Navarra no participan de esa solidaridad territorial", apunta Onrubia, "y a Cataluña le favorecería un sistema como el suyo".

Esto ocurre porque Cataluña es una de las regiones con un PIB per cápita más alto, por tanto, una de las regiones donde más se recaudan impuestos.

Una economía pujante, pero endeudada

Cataluña es una de las regiones más ricas de España. Representa el 19% del total del PIB español, apenas por encima del Madrid (18,9%), que tiene un PIB per cápita superior, y es la comunidad más exportadora, con 25,6% del total de exportaciones, por valor de US$75.600 millones.

Tras ellas, las regiones con mayor PIB anual son Andalucía (13,3%), Comunidad Valenciana (9,4%) y País Vasco (6,2%).

La independencia le costaría a España entonces decir adiós a su región más rica y el 18,4% de sus empresas. También tendría importantes pérdidas en infraestructura. Con la salida de Cataluña, España perdería el puerto más importante del Mediterráneo: Barcelona.

"Es uno de los motores de España, pero no es el único", dijo Díez, quien sostiene que una Cataluña independiente no sería económicamente viable.

La región también tiene problemas económicos graves, explicó el economista. "Cataluña tiene déficit, gasta más de lo que ingresa y es la comunidad más endeudada de España".

El gobierno catalán tiene deudas por unos US$89.000 millones, lo que equivale a 35,4% de su PIB. De ese monto, US$61.000 millones son compromisos adquiridos con el gobierno de España.

98552793euro-14c0d3bda5aedcde226b2ac147becf46.jpg Una independencia de Cataluña la situaría fuera de la Unión Europea. / Getty/JacobH

"En esos momentos el sistema público de pensiones de Cataluña tendría un déficit de 4.500 millones de euros (unos US$5.230 millones), más del 2% de su PIB, y eso lo financia también el gobierno central con el déficit y la deuda pública española", agregó Díez.

Sin embargo, la economista de la Universidad de Barcelona Elisenda Paluzie, opina que una Cataluña independiente "es "absolutamente viable" de forma económica.

Paluzie opina que con la plena recaudación y gestión de sus impuestos, sin tener que aportar a España, el gobierno catalán podría financiar los gastos actuales y asumir los gastos que corresponderían a un Estado independiente.

"Cataluña recauda el 20% de los impuestos de España y solo recibe el 14% de inversión pública", le dijo a BBC Mundo, agregando que con Cataluña hay un problema de "infrafinanciación histórica".

Paluzie agrega que la deuda de Cataluña "es relativamente importante en términos de una comunidad autónoma, pero sería una de las más bajas de Europa en términos de un Estado que recauda sus propios impuestos", sostiene la economista.

Por otro lado, dos tercios de las exportaciones catalanas tienen como destino la Unión Europea. Sin embargo, al separarse de España necesitaría solicitar su ingreso en el bloque comunitario, algo que no ocurriría de forma automática ni inmediata.

Su incorporación a la UE tiene que ser aprobada por todos los socios, incluyendo España, algo que no sucedería.

"Es una de las economías más importantes dentro de España, pero es inviable como Estado", opina Onrubia.

Cataluña, el mayor receptor de fondos estatales

98553111gettyimages682981688-5ec789d9f55953cb7a8e5cc63a7c4c37.jpg Las exportaciones catalanas representan más del 25% del total de las exportaciones españolas. / PAU BARRENA/AFP/Getty Images

En 2012, el gobierno español estableció fondos especiales para las regiones, entre los que destaca el Fondo de Liquidez Autonómico, para facilitar dinero a las que no tenían posibilidad de acudir a financiarse a los mercados internacionales tras la crisis financiera, debido a que los intereses son tan elevados que ya no puede acceder.

Cataluña ha sido, con diferencia, el principal beneficiario de estos fondos a través del cual ha obtenido unos US$78.000 millones en los últimos cinco años, según el Ministerio de Hacienda.

Dicha cantidad es el 29,6% de todo el dinero repartido desde 2012, US$264.146 millones en total. Las otras comunidades que más recibieron de este fondo fueron la Comunidad Valenciana, con US$60.200 millones, y Andalucía, con US$42.300 millones. Madrid recibió US$8.850 millones.

"Toda la financiación de déficit y de los vencimientos de deuda lo hace el gobierno central a través del Fondo de Liquidez Autonómico", dijo Díez, quien puntualizó que Cataluña "lleva sin tener crédito en los mercados internacionales desde 2010".

En una hipotética independencia, Cataluña no solo perdería acceso a estos recursos sino que además queda la duda sobre cuánto de esta deuda estaría dispuesta a pagar tras la independencia.

©
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo