Pasteles con dedicatoria, lanzarse por el tobogán de emergencia de un avión y otras formas originales de renunciar al trabajo

Un empleado de Twitter se tomó el atrevimiento este jueves de desactivar la cuenta del presidente estadounidense, Donald Trump, en su último día de trabajo en la empresa. Una manera un poco un particular de despedirse, pero no el único. Aquí te contamos otras renuncias o despedidas que se transformaron en salidas triunfales.

Por BBC Mundo
Pasteles con dedicatoria, lanzarse por el tobogán de emergencia de un avión y otras formas originales de renunciar al trabajo

Si eres empleado, tal vez alguna vez fantaseaste con la idea de renunciar y protagonizar una salida triunfal.

Pero como muchas veces, la ficción se vuelve realidad, algunos se arriesgaron y llevaron a la práctica la dimisión que tanto planearon dejando una anécdota memorable.

Este es el caso del ahora exempleado de Twitter que el jueves hizo que todo el mundo se enterara de su partida de la empresa desactivando la cuenta del presidente Donald Trump.

La red social habló de "un error humano" y la restauró después de 11 minutos.

Una manera "triunfal" de despedirse, pero no la única. Aquí te contamos otros ejemplos de renuncias poco convencionales y despedidas originales del lugar de trabajo.

El tobogán inflable

98607745gettyimages90335102-0c0ac7aad19796384181ec01b14013ed.jpg Un exempleado de una aerolínea siempre soñó con lanzarse por los toboganes de emergencia de los aviones. Y lo cumplió. / Getty Images

En 2010, el asistente de cabina de pasajeros Steven Slater terminó su carrera en una línea aérea con una salida espectacular de un vuelo que iba de Pittsburgh a Nueva York.

Slater tuvo un altercado con algunos pasajeros sobre el espacio en el compartimiento del equipaje durante el vuelo.

Más tarde, una mujer ignoró sus pedidos de permanecer sentada mientras se realizaba el aterrizaje.

Entonces Slater, harto de los viajeros a los que atendía aquel día, se dirigió al sistema de intercomunicación del avión.

Y dijo: "A aquellos que han demostrado dignidad y respeto en estos últimos 20 años, gracias por el gran viaje".

Luego tomó una cerveza del carrito, activó el tobogán inflable del avión JetBlue y se lanzó.

Al transcurrir los días, le dijo al The New York Times que su extravagante salida había sido una fantasía que había tenido por mucho tiempo.

Pero no fue gratis. Un juez ordenó que le pagara a la compañía US$10.000 para reemplazar el dispositivo del tobogán y lo sentenció a un año en libertad condicional.

La torta de despedida

98607746c4e23adb937f417cb822862a42ac1c32-14a70eebbb40d26344c958098a90885c.jpg Chris Holmes envió una carta de renuncia "comestible". (Foto: Chris Holmes) / BBC

En 2013, Chris Holmes, un extrabajador de la policía fronteriza del aeropuerto Stansted, de Londres, preparó su carta de renuncia en forma de torta y se la envió a sus empleadores cuando optó por un cambio en su carrera.

Cuatro años después sigue horneando, manejando su propio negocio, y le dijo a Kelly-Leigh Cooper de la BBC que no se arrepiente en absoluto de su decisión.

Holmes encontraba su antiguo trabajo en el aeropuerto bastante aburrido y quería "inyectar un poco de diversión a su despedida".

"En ese momento, me preguntaron si pensaba que todos deberían renunciar a su trabajo por algo que aman", dijo. "Si tienes un plan en marcha, ¿por qué no?".

Despedidas creativas

98600902gettyimages855360416-7820abc2445fd5fb182c798e7a557257.jpg Los juegos y los videos musicales también pueden convertirse en formas de renunciar. / Getty Images

Tanto la animadora web Marina Schifrin como el desarrollador de juegos Jarrad Woods convirtieron sus creaciones en originales renuncias.

En 2009, Woods, diseñó un nivel de videojuegos de Mario personalizado para revelar su renuncia a su jefe que era un desarrollador de juegos australiano.

En una publicación en su blog, dijo que pasó la noche creando el juego, y luego lo envió a todo el personal de la oficina para que jugaran.

En 2013, Schifrin trabajaba como animadora web en Taiwán cuando publicó un video en YouTube de ella misma bailando alrededor de una oficina vacía con la canción Gone de Kanye West.

"A mi jefe solo le importa la cantidad de visitas que recibe cada video. Así que pensé en hacer uno por mi cuenta", decía la letra de la canción que modificó.

El video obtuvo casi 20 millones de visitas pero fue removido por infracción de derechos de autor.

Como respuesta, y tratando de tener la última palabra, la compañía para la que trabajaba y exjefe publicaron su propia versión de video.

Una banda musical para renunciar

98607747b8865bba95a64b93814f3acb425eee4b-aec8cd55ac600b4b4e911abbc270640c.jpg Joseph DeFrancesco le presentó su renuncia a su jefe con una banda musical como acompañamiento. (Foto cortesía Joseph DeFrancesco) / BBC

Un trabajador de un hotel de Rhode Island realizó una espectacular renuncia en 2011 cuando trajo a sus amigos de la banda musical para decirle a su jefe que renuncia después de tres años y medio.

Joey DeFrancesco publicó el video en internet y pronto se volvió viral. Se ve a la banda entrar en el hotel y tocar una canción festiva después de que el trabajador le entrega una carta de renuncia a su gerente.

"Bromeamos sobre hacerlo durante mucho tiempo", dijo DeFrancesco a la BBC. Y ese "día particularmente fue horrible en el trabajo".

Su video fue visto casi seis millones de veces y la banda fue invitada a programas de televisión estadounidenses.

Y tú, ¿sabes o fantaseas con alguna renuncia original?

©
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo