Carles Puigdemont se entrega a la justicia de Bélgica y sale en libertad bajo medidas cautelares a la espera de que se decida su entrega a España

Puigdemont y otros cuatro destituidos miembros del gobierno catalán declararon ante las autoridades belgas el domingo. El juez consideró que no había motivos para retenerles mientras decide si cumple con la orden de entrega.

Por BBC Mundo
Carles Puigdemont se entrega a la justicia de Bélgica y sale en libertad bajo medidas cautelares a la espera de que se decida su entrega a España

Carles Puigdemont y los otros cuatro miembros del destituido gobierno de Cataluña requeridos por España se entregaron el domingo de forma voluntaria a la justicia de Bélgica y fueron puestos en libertad bajo medidas cautelares.

El juez no consideró necesario privarles de libertad mientras se toma una decisión sobre su entrega a España, donde están acusados de rebelión, sedición, malversación de fondos públicos, prevaricación y desobediencia.

Puigdemont y los cuatro exconsejeros que viajaron con él a Bélgica decidieron testificar ante las autoridades belgas después de que la justicia española emitiera órdenes de detención europeas tras no acudir a su citación en los tribunales como investigados.

Medidas cautelares

Pese a que fueron puestos en libertad, los políticos catalanes no podrán salir de Bélgica sin permiso del juez de instrucción y tendrán que comunicar una dirección de residencia y asistir personalmente a cada una de las audiencias a las que se les convoque.

El juez belga que lleva el caso tendrá que volver a convocarles en un plazo de quince días, confirmó la Fiscalía en un comunicado.

98623575685d183e3069487faa17b98482db0c2e-20077d9c1e42dd5e97885667009595d8.jpg Además de sobre Puigdemont, la justicia belga tiene que decidir sobre los consejeros Antoni Comin, Lluis Puig, Meritxell Serret, y Clara Ponsati. / EPA

Crisis por la independencia

La acusación contra el expresidente de la Generalitat y sus consejeros se basa en las medidas que tomaron para lograr la independencia de Cataluña.

El gobierno de Puigdemont organizó un referéndum de autodeterminación el 1 de octubre pasado, a pesar de haber sido declarado ilegal por el Tribunal Constitucional español.

Y el 27 de ese mismo mes, el parlamento catalán votó a favor de iniciar el proceso para constituir "una República catalana como Estado independiente, soberano, democrático y social" en lo que fue ampliamente interpretado como una declaración unilateral de independencia.

986235740427761611-7a715e637da7b3cb18860818eb3cb65d.jpg Para la justicia española, el actuar de los independentistas catalanes ha estado lleno de violaciones al Estado de Derecho. / EPA

El gobierno central respondió destituyendo al ejecutivo catalán, disolviendo el parlamento y convocando a nuevas elecciones al amparo del artículo 155 de la Constitución.

La Justicia española abrió además procesos judiciales en contra de sus miembros.

El ex vicepresidente catalán Oriol Junqueras y otros siete consejeros del gobierno actualmente se encuentran en prisión provisional como parte de esos procesos.

Y, por lo pronto, le corresponderá a la justicia belga decidir si Puigdemont y los otros cuatros consejeros deben correr la misma suerte.

©
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo