"Europa y Norteamérica pueden aprender mucho de las ciudades latinoamericanas": Deyan Sudjic, director del Museo de Diseño de Londres

El director del Museo del Diseño de Londres, Deyan Sudjic, dice que las ciudades son como seres vivos. Pese a los clichés negativos que pesan sobre ellas, cree que las de América Latina tienen algo que solo la historia, y que ningún prestigioso arquitecto puede dar, "una preciosa identidad".

Por BBC Mundo

La visión tradicional de las ciudades latinoamericanas como lugares violentos, sucios e inhóspitos va camino de pasar a la historia.

Para Deyan Sudjic, director del célebre Museo de Diseño de Londres y autor del libro "El lenguaje de las ciudades", algunas de ellas se han convertido en espejos en los que deben mirarse todos las del mundo.

Cuando BBC Mundo le pregunta qué ideas extranjeras pueden adoptarse en las capitales de la región, se revuelve: "No creo que los brasileños, por ejemplo, necesiten importar las ideas del arquitecto español Santiago Calatrava para levantar un museo; la cuestión es más bien qué pueden aprender Europa y Norteamérica de Latinoamérica".

Y según él, uno de los más respetados urbanistas del momento, es mucho.

La lección de recientes experiencias colombianas son solo algunas de las que están haciendo de la región un referente: "Ha habido alcaldes impresionantes en Colombia, como Enrique Peñalosa en Bogotá; su ejemplo resulta inspirador".

Allí "empezaron con apuestas interesantes como los fines de semana sin coches o la construcción de carriles ciclistas y circuitos peatonales", recuerda Sudjic.

Medellín, una de las urbes más castigadas por la violencia y la marginalidad a finales del siglo XX, ofrece otro ejemplo de cómo las antes hostiles capitales colombianas son un espacio cada vez más cordial.

"Fue una de las ciudades que empezó a introducir ideas como llevar los teleféricos a los barrios e hizo inversiones para lograr la seguridad en las escuelas", recuerda el experto británico, quien será uno de los ponentes en la próxima edición del Hay Festival en Arequipa, Perú.

Medidas como estas han ido poco a poco ayudando a borrar las huellas de la época en las que los suburbios de la ciudad eran el escenario de las sangrientas correrías de Pablo Escobar y sus sicarios del cartel de Medellín.

98560264gettyimages83812763-4b8a351d34134768209df69313fe8951.jpg Medellín fue pionera en instalar teleféricos para conectar los vecindarios marginales. / AFP

Sudjic es uno de los más destacados críticos de esos arquitectos y planificadores que trazan en fríos despachos ambiciosos planes para barriadas que nunca recorrieron.

Son ellos los responsables de lo que él denuncia como una especie de "gripe aviar", cuando "un grupo de planificadores de todo el mundo se junta en una sala y sus malas ideas se extienden como enfermedades".


Deyan Sudjic

  • Director del Museo de Diseño de Londres
  • Nacido en Londres
  • Estudió Arquitectura en Edimburgo
  • Crítico en "The Observer"y "The Sunday Times"
  • Ha publicado los libros "B de Bauhaus", "El lenguaje de las cosas" y "El lenguaje de las ciudades".

Para Sudjic, las ciudades son realidades mucho más complejas que simples planos sobre los que decidir dónde instalar una tienda Apple o un café Starbucks.

Con la gente

Ni la arquitectura ni el diseño pueden resolver nada si ignoran a quienes viven y trabajan en los núcleos urbanos.

"La ciudad es el organismo más complejo nunca creado por humanos y opera a muy diferentes niveles. la clave es que cada nivel necesita ser consciente de los otros para ver cómo contribuir a esa conversación que es una ciudad", señala.

Y los organismos complejos sufren problemas complejos.

La población de América Latina se multiplicó por cinco en los últimos 75 años.

La superpoblación del mundo rural derivó en una masiva emigración hacia las ciudades, que crecieron sin freno ni control.

Es el origen de aglomeraciones insalubres y peligrosas como las favelas de Río o los cerros de Caracas.

98560266gettyimages457018150-afa194b6a52a35ec6c68c2421a11b265.jpg La pasión por vivir en la calle de las culturas latinoamericanas es lo que hace a sus ciudades tan especiales, según Sudjic. / Mario Tama/Getty

Los que afrontan las urbes latinoamericanas son retos difíciles, pero "en África o en Asia pueden darse problemas paralelos", relativiza Sudjic, que cree además que hay algo en la cultura latina que la convierte en única y supone la mayor esperanza para el futuro. "Es la pasión por vivir en la calle".

Esa peculiar adscripción cultural se aprecia incluso en los espacios urbanos de Estados Unidos donde los hispanos son mayoría.

"El centro de Los Ángeles o Las Vegas son los lugares donde hay una mayor vida callejera y también donde la gente está más sindicalizada".

Otra prueba para Sudjic de que "una ciudad es mucho más que una ciudad física", es una comunidad.

Se trata, según él, de "un sentido de identidad que tienen lugares como Ciudad de México o Buenos Aires".

Eso no se puede comprar por más honorarios que se le paguen a un afamado arquitecto.

"Son lugares extraordinarios, que reflejan dos o tres siglos de cambios y desarrollo", explica Sudyic, que confiesa que "se maravilla" cada vez que visita El Zócalo en Ciudad de México.

98560739gettyimages86358846-8be352bb5a05fd6e3a2ed9bdc666af15.jpg El Zócalo de Ciudad de México es un ejemplo de la "preciosa identidad" de las ciudades latinoamericanas. / AFP

"Veo la arquitectura europea allí desplegada sobre un espacio que nació antes de que Colón llegara a América. Eso refleja la memoria del lugar, que es lo que le confiere una preciosa identidad", cuenta.

Entornos únicos como este son depositarios del pasado en el que se basa el presente de las ciudades latinoamericanas

Para el futuro Sudjic atisba motivos para el optimismo.

Cambios en el vehículo privado

Uno de los mayores retos pendientes en Latinoamérica es el de la contaminación y los atascos de tráfico.

Además de la generalización del carro eléctrico, Sudjic ve venir que "el auto autónomo de Google llegará muy pronto y cambiará la relación de la gente con su carro".

"Tradicionalmente, ha sido, no solo un medio de transporte, sino también un reflejo del estatus social del propietario; había una conexión especial entre el conductor y el vehículo. Esa relación va a cambiar. Si no amas a tu coche, ¿para qué vas a tener uno?".

No será ese el único cambio que se avecina. Para afrontarlos, más que dejarse seducir por grandilocuentes ideas de fuera, Sudjic aconseja miradas locales como la del chileno Alejandro Aravena, ganador en 2016 del premio Pritzker, el más importante en arquitectura.

"Europa está muy interesada en su obra, que combina la calidad arquitectónica con ideas muy interesantes sobre vivienda social", indica Sudjic.

———————————————————————-

Este artículo es parte de la versión digital del Hay Festival Arequipa, un encuentro de escritores y pensadores que se realiza en esa ciudad peruana entre el 9 y el 12 de noviembre.

Sigue toda la información relacionada con el Hay Festival

©
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo