"Recibí cartas y amenazas de muerte": la confesión de Mandy Harvet, la cantante sorda a quien su comunidad la acusa de promover "el oralismo"

La cantante estadounidense Mandy Harvey llegó a la final del popular programa de televisión de EE.UU. America's Got Talent. Sin embargo, tuvo que pasar por encima de las amenazas de muerte que le llegaron desde la comunidad sorda a la que pertenece. ¿Por qué?

Por BBC Mundo
"Recibí cartas y amenazas de muerte": la confesión de Mandy Harvet, la cantante sorda a quien su comunidad la acusa de promover "el oralismo"

La cantante sorda Mandy Harvey fue noticia en todo el mundo en septiembre después de pasar directamente a la final de America's Got Talent, el programa de televisión de Estados Unidos que busca nuevos talentos.

Pero cuando Harvey subió al escenario por primera vez hace dos meses, recibió amenazas de muerte por parte de la comunidad sorda por promover una actividad "auditiva".

"Recibí cartas y amenazas de muerte", revela.

"Hubo mucha reacción negativa de ciertas personas en la comunidad porque yo promovía el oralismo".

El oralismo es el nombre que se le da a la práctica de educar a las personas sordas para que usen el habla y la lectura de labios en lugar de lenguaje de señas.

Fue promovida en una conferencia en 1880, sin embargo el lenguaje de señas se desarrolló en todo el mundo, convirtiéndose en parte de la cultura sorda.

98694549mediaitem98694548-665b5cedd11d84868dada38eabbb103a.jpg Mandy participó del podcast de BBC Ouch Team para hablar sobre cómo ella sale de gira con su banda y canta en vivo cuando cuando no oye. / BBC

"Mal visto"

Harvey, quien es de Cincinnati (EE.UU.) dice: "Cuando estás haciendo algo que es parte del mundo auditivo, como la música y el canto, puede ser mal visto porque se supone que debemos alentar la lengua de signos americano (ASL, por sus siglas en inglés) solamente".

Charlie Swinbourne, editor del blog para sordos The Limping Chicken (El pollo cojo) califica la experiencia de Harvey como un ejemplo del "lado feo de la comunidad" y dice que "aunque ella cante, no significa que no pertenezca a la comunidad sorda".

Harvey perdió gradualmente su audición como resultado del trastorno del tejido conectivo, el síndrome de Ehlers-Danlos, cuando tenía 19 años.

Recién había comenzado la universidad y había sido diagnosticada como sorda. Antes de eso, dice: "La música era mi vida".

Había sido aceptada en la Universidad Estatal de Colorado para estudiar Educación Musical pero, en el transcurso de un mes, esa "burbuja de sueño feliz estalló" cuando tuvo que rendir un examen de dictado y registrar cada nota que se tocaba en el piano.

"Estaba sentada allí, esperando que comenzara la prueba. Miré alrededor del salón de clases, todos los lápices se estaban moviendo y luego todos comenzaron a levantarse y a entregar sus papeles. Uno a uno se fueron yendo y yo seguía ahí sentada", le cuenta a la BBC.

98695113mediaitem98695112-fbbe03e03a4cd6cc2003ca65b8db8182.jpg Mandy Harvey contó que cuando se quedó sorda, su sueño se desmoronó. / BBC

Superación

Harvey sentía que su futuro en la música sería imposible y la decepción comenzó a pasarle factura.

"Cometí el error de asociar toda mi identidad con un solo sueño, y cuando ese sueño murió, sentí como si yo hubiera muerto. Me convertí en una cáscara de una persona por un tiempo", reconoció.

Harvey concentró su energía en integrarse con la comunidad de sordos, pero cuando su padre le sugirió que le diera otra oportunidad a la música, aceptó, solo para demostrar su punto.

La joven tomó la partitura de Come Home de la banda OneRepublic y con un sintonizador eléctrico cantó cada nota individualmente. Cada vez que cometía un error y la luz no se ponía verde para indicar que estaba en tono, comenzaba de nuevo.

Le tomó 10 horas, pero cuando la cantó por última vez, la luz verde no parpadeó.

"No podía creerlo", dice. "Mi tono perfecto y memoria muscular se unieron".

Tras ello, comenzó a cantar en un club de jazz local, grabó temas musicales y dio conciertos.

98695111mediaitem98694550-56c83af40bb220cdc62f9629b0ad8fdd.jpg "Si un par de personas se sienten atacadas (...) pueden superarlo", dice Harvey. / BBC

Para cuando llegó a America's Got Talent, tenía tres álbumes grabados y una gira.

La noche en que apareció en el programa, decidió no revelar que era sorda y subió al escenario acompañada con un ukelele.

"Estaba muy preocupada de que me juzgaran con una votación de compasión en lugar de como realmente soy como artista y quiero ser vista primero como eso", afirma.

"Realmente quería cambiar la idea de lo que es posible y mostrar que un 'sordo puede', (…) y si un par de personas se sienten atacadas, bueno, también es muy alentador para muchas otras, por lo que pueden superarlo", opina.

©
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo