La polémica decisión del gobierno de Trump de permitir la importación de trofeos de elefantes a Estados Unidos

El gobierno estadounidense decidió eliminar una medida que prohibía la entrada al país de partes de los cuerpos de los elefantes cazados en dos naciones africanas. La medida ha sido duramente criticada por organizaciones de defensas de derechos de los animales.

Por BBC Mundo

Cabezas y otras partes del cuerpo de elefantes muertos en una cacería.

Son los "trofeos" de caza que el gobierno de Donald Trump permitirá entrar nuevamente a Estados Unidos, tras eliminar una medidas que frenaba su importación desde dos naciones africanas.

El Servicio de Pesca y Vida Silvestre estadounidense (FWS, por sus siglas en inglés) anunció este jueves que autorizaría nuevamente, a partir del viernes, la entrada a Estados Unidos de partes de cuerpos de elefantes cazados en Zambia y Zimbabue, algo prohibido por el gobierno de Barack Obama en 2014.

Para justificar su decisión, la autoridad gubernamental aseguró que el dinero gastado por los cazadores puede servir para la conservación de las especies y que la situación de esos animales en ambos países ha "cambiado y mejorado" en los últimos años.

Alegó, además, que las cacerías, en lugar de agotar la población de elefantes, "mejorará la supervivencia de la especie en la naturaleza".

De acuerdo con el Gran Censo de Elefantes realizado en 2016, las poblaciones de paquidermos disminuyeron aproximadamente un 30% entre 2007 y 2014.

El informe indica que, solo en Zimbabue, se registró una disminución del 6%.

Sin embargo, el FWS aseguró que había recibido nueva información de funcionarios de ambas naciones africanas que apoyaron la revocación de la prohibición.

98790130gettyimages853534632-c3eda418ad2b0725ffbf1c8b0822edd2.jpg La población de elefantes africanos disminuyó en 30% entre 2007 y 2014. / AFP

La medida fue anunciada de forma inusual por Estados Unidos durante el Foro Consultivo de la Vida Silvestre de África, un evento de caza a favor realizado en Tanzania, y provocó rechazo entre las organizaciones defensoras de los derechos de los animales.

"Comportamiento reprensible del gobierno de Trump", tuiteó The Elephant Project, una organización sin fines de lucro dedicada a la conservación de los paquidermos africanos.

Pero mientras corrían las noticias sobre esta medida, el FWS publicaba en su web la autorización para la importación desde África de trofeos de otra especie.

Cabezas de león

Y es que las cabezas y otras partes del cuerpo de leones cazados en Zambia y Zimbabue también podrán adornar los hogares estadounidenses. Hasta ahora solo se permitía la importación las partes que provenían de Sudáfrica.

98790132gettyimages483577192-ce307cf57ba3a588c16a1faf46958b57.jpg Estados Unidos había regulado el pasado año la importación de trofeos de leones de Zambia y Zimbabue. / AFP

El FWS aseguró, esta vez en su página web, que el levantamiento de la prohibición de la entrada de trofeos de leones de estos dos países estaba basado en la ciencia y que serviría para promover la conservación de la especie en ambos países.

"La caza deportiva legal y bien regulada como parte de un programa de gestión racional puede beneficiar la conservación de ciertas especies ofreciendo incentivos a las comunidades locales para conservar la especie y devolviendo ingresos muy necesarios a la conservación", asegura el comunicado.

La caza de Cecil, un león africano de melena negra protegido, en una reserva de Zimbabue por un dentista estadounidense generó gran controversia internacional en 2015.

Cecil el león y los cuestionados beneficios de la caza de especies amenazadas

El año pasado, el FWS, bajo el gobierno de Obama, incluyó también al león como una especie amenazada y estableció restricciones para la importación de cabezas, patas y otras partes de sus cuerpo a Estados Unidos.

Los hijos del presidente Trump son conocidos por visitar África en viajes de safaris y cacerías. En la campaña presidencial de 2016 imágenes de estos con sus trofeos causaron gran polémica.

©
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo