Cómo suena el fondo del mar y cómo lo recreó el documental de la BBC "Blue Planet II"

Escucha sonidos de ese inmenso mundo que existe bajo las olas del mar y lee sobre los desafíos y sorpresas de grabar el documental de la BBC que tiene a espectadores en Europa y Asia fascinados, y que pronto se estrenará en Latinoamérica.

Por BBC Mundo

Hace 20 años, un equipo de cineastas de vida silvestre de la Unidad de Historia Natural de la BBC se propuso hacer una serie sobre los océanos del mundo, cuya amplitud y escala nunca se habían visto antes.

Transmitido en 2001, el galardonado documental "The Blue Planet", presentado por Sir David Attenborough, fue visto y disfrutado por millones de personas en todo el mundo y consolidó la reputación sin par de la unidad de filmación submarina.

Ahora, una generación después, la BBC regresó a estos mundos submarinos para "Blue Planet II", con un rodaje aún más ambicioso y un elenco nuevo de extraordinarios animales acuáticos.

Tras unas 1.000 horas de filmación en cada continente y en todos los océanos de la Tierra, nuevamente está sumergiendo a la audiencia global en algunas de las partes más extensas pero menos conocidas de nuestro planeta.

El desafío sonoro

98772426grabandoblueplanet2-fcb774bc8162313c8f5fed47bf7be461.jpg Grabando el sonido del mar. / BBC

El sonido natural es una parte importante de cualquier documental sobre la vida silvestre. Ayuda a crear atmósfera y un sentido de lugar. Para el equipo de sonido de "Blue Planet II", los desafíos de recrear paisajes sonoros submarinos naturales fueron muchos.

Contrariamente a la noción del explorador francés Jacques-Yves Cousteau de que bajo las olas está "el mundo silencioso", los océanos están llenos de sonido.

Gran parte son los sonidos naturales que hacen los peces, mamíferos y criaturas más pequeñas mientras se ocupan de sus asuntos cotidianos.

Eso puede sonar maravilloso, si estás en las cercanías de una ballena jorobada cantando, pero en una concurrida ciudad de arrecifes de coral el ruido puede ser tal que el sonido de fondo de tu grabación queda repleto de gruñidos, golpes y clics que no siempre son tan agradables de escuchar.

Nosotros también hacemos ruido

El sonido viaja lejos y rápido bajo el agua, y eso incluye el ruido de la actividad humana.

Cuando analizamos el sonido de la grabación en el fondo de la Fosa de las Marianas, por ejemplo, los científicos nos indicaron que la contaminación acústica del tráfico de barcos puede llegar incluso hasta allí.

El componente más importante de la banda sonora son los sonidos naturales disponibles, los que las cámaras y los grabadores de sonido profesionales han capturado.

Lo que definitivamente no usamos fue la banda sonora implacable de la respiración del camarógrafo, pues sería como mirar televisión mientras estamos sentados junto a Darth Vader.

Entonces, para crear una experiencia agradable que sumerja a la audiencia, los cineastas submarinos no tienen más remedio que recrear un paisaje sonoro adecuado en la postproducción, una vez que la película ha sido editada.

Uno por uno

El equipo de Blue Planet II hizo grandes esfuerzos para tomar grabaciones de todo tipo de criaturas marinas y trabajó con científicos para revelar maravillas, como el coro del amanecer de peces en un arrecife de coral.

Además descubrimos que, si uno logra sintonizar la frecuencia correcta, algunos peces cantan.

Mi secuencia sonora favorita es la de cuando buceamos con una madre cachalote que se estaba comunicando con su bebé, antes de usar su sonar para cazar.

El sonido fue grabado en la cámara de ventosa de a bordo que había sido colocada en la espalda de la ballena. Fue la primera vez que escuchamos el ciclo de sonido completo de un cachalote zambulléndose.

En la sala de edición se agregan otros sonidos: un "woosh" de una medusa que pasa, o la explosión de metano en el lecho de la zona abisal (espacio oceánico entre 4.000 y 6.000 metros de profundidad).

Esto ayuda a transmitir la experiencia de "estar ahí" que es importante para la televisión.

Una experiencia placentera

Las grabaciones de sonido naturales, los efectos de sonido, los comentarios del narrador y la música deben mezclarse para hacer la banda sonora final de la película.

El desafío del arte de mezclar el sonido es ser fiel a la naturaleza, y al mismo tiempo crear una película informativa y entretenida. Y, lo que es más importante, una experiencia visual placentera para el público.

Al mezclar todas las capas de sonido, el mezclador de sonido también debe crear un paisaje sonoro en 3D, para la visualización del sonido envolvente.

Hay que tener en cuenta también que, debido a que el sonido viaja mucho más rápido en el agua que en el aire, en el mar hay un número potencial de sonidos naturales mucho más grande que se pueden escuchar en cualquier momento dado.

Es por eso que se necesita un poco de licencia artística para escoger qué dejar para que el espectador se pueda enfocar en la historia.

98772448gettyimages614436826-8573e3f833ed8280bf82b24ce574fed1.jpg El sonido viaja más rápido en el agua que en el aire. / Getty Images

Las criaturas marinas escuchan y usan el sonido en una amplia gama de frecuencias, desde el infrasonido de las ballenas azules hasta el ultrasonido de los alpheidae, unos pequeños camarones que producen un sonido como un estallido.

Pero toda la vida marina solo se sintoniza en parte del espectro de sonido disponible.

Al crear una banda sonora adecuada para humanos, nosotros estamos haciendo lo mismo que en la naturaleza misma: sintonizando los sonidos que tienen más sentido en nuestro mundo.

Blue Planet II fue lanzado internacionalmente en BBC Earth y se estrenará en Latinoamérica en Discovery a comienzos de 2018 y en Estados Unidos en BBC America en 2018.

©
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo