Copa Libertadores: 4 historias que hacen que el duelo entre Lanús y Gremio sea una final única

Este miércoles se juega en Porto Alegre el partido de ida del máximo torneo sudamericano de clubes entre el histórico conjunto brasileño, que ha ganado el título en dos ocasiones, y el sorprendente equipo argentino, que disputará su primera final.

Por BBC Mundo

Si hay una frase que describe lo que vivirán Lanús y Gremio a partir de este miércoles con el partido de ida de la final de la Copa Libertadores es la que expresó el técnico escocés Bill Shankly.

"Algunos creen que el fútbol es solo una cuestión de vida o muerte, pero es algo mucho más importante que eso", aseveró en una oportunidad el legendario entrenador del Liverpool.

Y así será para los hinchas granates y del tricolor gaúcho, que en los próximos siete días, hasta que se defina la vuelta en Argentina, lo único importante será precisamente el deporte del balón.

El duelo se presenta con el desbalance del peso de la historia.

Mientras el llamado rey de copas del fútbol brasileño llega con el recuerdo de sus títulos obtenidos en 1983 y 1995, el sorprendente equipo argentino se presenta a su primera final de la Libertadores conscientes que para ellos "es ahora" —como se repite entre los jugadores— y que difícilmente tengan otra oportunidad.

Pero hay otras particularidades que harán de la definición de la 58ª edición del máximo torneo de clubes sudamericano un duelo único. Te las contamos.

¿Duelo argentino?

Dada su proximidad geográfica, a Gremio lo consideran como el club más argentino de Brasil.

98863269gettyimages869146132-e1d5ad96c8839c32c8340a4ca16ba191.jpg Los aficionados de Gremio confían en ganar su tercer título de la Libertadores. / Getty Images

Incluso su hinchada, La Geral do Gremio, anima en las gradas con cánticos típicos del fútbol albiceleste y toman mate antes de los partidos, hasta el punto que muchos aficionados de otros equipos brasileños los consideran arrogantes y aseguran que apoyarán a Lanús.

Pero esa identificación no le sirvió de mucho al conjunto de Porto Alegre en las únicas finales que disputó contra equipos argentinos en la Libertadores.

Primero perdió contra Independiente en 1984, privándolo del bicampeonato, y después sucumbió ante el Boca de Martín Palermo, Juan Román Riquelme y compañía en 2007, perdiendo ambos partidos.

Década de oro

Lanús tiene más de 100 años de historia, pero recién fue en 1996 cuando pudo sumar el primer gran título de su palmarés al conquistar la extinta Copa Conmebol —ahora Sudamericana— al vencer en la final a Independiente Santa Fe.

Ese triunfo sirvió de preámbulo para lo que llegaría después, la década gloriosa del equipo a partir de la primera vez que se proclamó campeón de Argentina en 2007 tras ganar el Torneo Apertura de ese año.

98863297gettyimages535435386-443fd8dc3fe307ad50e30709e07ad7a4.jpg Después de ganar solo un título en 90 años, la Conmebol de 1996, Lanús ha sumado cinco trofeos en la última década. / Getty Images

Luego llegó la Copa Sudamericana de 2013 y los espectaculares 12 meses que vivió el año pasado: títulos en la liga, en la Copa del Bicentenario y en la Supercopa argentina.

Además de los trofeos también, está la forma en los que lo logró, venciendo a lo largo de los últimos diez años en repetidas ocasiones y en partidos decisivos a grandes del fútbol argentino: Boca Juniors, River Plate, Independiente y San Lorenzo.

De la mano del ídolo

Renato Portaluppi es conocido para los aficionados al fútbol como Renato Gaúcho, el mayor ídolo de la historia de Gremio.

Héroe de la primera Copa Libertadores ganada sobre Peñarol en 1983 y autor de los dos goles en la victoria sobre el Hamburgo en la Copa Intercontinental, Gaúcho regresó el año pasado a la que fue su casa para hacerse responsable de una equipo que durante años deambulaba a la deriva.

98863273gettyimages874677214-0a42f2f5273180fb718c9ff1aaebd631.jpg Renato Gaúcho fue el héroe de los títulos en la Copa Libertadores y la Intercontinental de 1983. / Getty Images

Su presencia tuvo un impacto de inmediato al conquistar la Copa de Brasil.

"Me merezco una estatua en el estadio", reclamó tras el triunfo copero y después de vencer al Barcelona de Guayaquil en las semifinales de la Libertadores fue más allá.

"¿Cuántos títulos más tendré que ganar para que el club me haga una estatua? ¿O piensan esperar hasta mi muerte?", se preguntó.

Tal vez solo sea necesario el título que colocaría a Gremio junto a Sao Paulo y Santos como los clubes brasileños con más Libertadores en la historia.

Sufrimiento granate

La historia de Lanús está llena de anécdotas, como el campeonato que tuvo que jugar en un equipo en conjunto con el máximo rival de su historia, Talleres de Remedios de Escalada por orden de las autoridades del fútbol argentino en 1934.

O cuando tuvo que disputar cuatro partidos contra Huracán para tratar de evitar el descenso en 1949 y no lo consiguió.

Sufrimiento que revivió en 1977 cuando en la definición para mantenerse en primera división contra Platense perdió en los penales después de 22 lanzamientos y con la polémica que el portero de Platense nunca cobró su disparo —lo hizo un jugador de campo— y fue el arquero de Lanús quien falló su tiro.

Pero pocas historias ha tenido tanta trascendencia como la vivida por José Sand, el tercer máximo goleador del equipo y uno de los cuatros sobrevivientes del Lanús campeón de 2007.

98863301gettyimages78209736-727eac723fc9e25ba4eca007483242bd.jpg José "Pepe" Sand es uno de los máximos goleadores de la historia del club y sobreviviente del Lanús campeón de 2007. / Getty Images

Pepe fue el autor del gol contra Boca que aseguró la segunda vuelta olímpica del club, tanto que dedicó a su hija fallecida a comienzos del año pasado.

"Es inmensa la felicidad que tengo por haber conseguido este campeonato, máxime en un año que no había comenzado bien para mí por el fallecimiento de mi hija recién nacida, cuando todavía estaba en Colón", recordó el delantero.

Sand fue además el goleador del campeonato con 15 tantos y se convirtió en héroe al marcar un tanto en la definición de la Supercopa contra River Plate y abrir el camino con dos goles de la histórica remontada frente al conjunto millonario en la semifinales de la Libertadores.

La Copa que le falta en su palmarés.

©
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo