Por qué el aeropuerto de Bangor es la "capital" de los aterrizajes de emergencia de los vuelos de Europa a América

En la congestionada ruta aérea de Europa a Norteamérica, el Aeropuerto Internacional de Bangor tiene un lugar especial en el mapa. Su ubicación lo ha hecho el punto de llegada de cientos de vuelos que paran de forma imprevista, un lugar donde aterrizan los problemas.

Por BBC Mundo
Por qué el aeropuerto de Bangor es la "capital" de los aterrizajes de emergencia de los vuelos de Europa a América

El Aeropuerto Internacional de Bangor es donde aterrizan los problemas en Norteamérica.

Esta pequeña terminal aérea del estado de Maine, en la esquina noreste de Estados Unidos, recibió en los últimos 12 años más de 1.100 vuelos que tuvieron que hacer una parada no prevista en su ruta, por situaciones técnicas, médicas y problemas con los pasajeros.

El aeropuerto BGR (su código oficial) está ubicado en la llamada "puerta de Norteamérica". Es el primer punto de contacto continental para los vuelos que viajan desde las ciudades del norte de Europa hacia el sur de Canadá, la costa este de Estados Unidos y el centro de México.

988705735152f57ba7f849ecbcbb0608ad2de34e-f3265a6574f95291208b72d6a3556d3f.jpg El pequeño Aeropuerto Internacional de Bangor está ubicado en el estado de Maine, en el noreste de EE.UU. (Foto: BIA) / BBC

La "capital" de los aterrizajes forzosos

Desde 2005, este aeropuerto ha recibido 1.170 vuelos comerciales que han aterrizado de forma inesperada cuestiones climáticas (254), problemas médicos de los pasajeros (95), dificultades técnicas (90) e incidentes de seguridad (22).

Otra causa más frecuente por la que arriban los vuelos es para recargar combustible, con 254 casos.

98868916bangorciudadesnc-5f118f44a883ec5c05dd3cad800cfa69.jpg BBC

Es por eso que ha sido llamado la "capital" de los aterrizajes forzosos de Norteamérica.

"Es muy deseable para las líneas aéreas tener un lugar en el que aterrizar y contar con la asistencia de primera necesidad, para luego continuar con su viaje", dice el subdirector de Bangor, James Canders, a BBC Mundo.

Bangor ha visto en su pista aviones de pasajeros tan grandes como el A380 y el B747, el avión presidencial Air Force One, el ya en desaparecido Concorde y el pesado avión de carga Antonov 225.

Aunque es una terminal relativamente pequeña, su pista de 3,5 kilómetros es la más grande justo en esa región por la que llegan los grandes aviones que cruzan el Océano Atlántico.

Otros aeropuertos cercanos —Halifax, Stepehnville, Gander o Goose Bay— tienen pistas en el rango de los 3,0 a 3,3 kilómetros.

98868915bangorotros-773c169b36a062f74c162c357581a543.jpg BBC
988693405152f57fa8e84ecaa5d70608ad2de34e-af04abe6d843932e7fa52a0cf6cdb915.jpg El avión Antonov 225, la aeronave de carga más grande y pesada del mundo, está entre los aviones que han aterrizado en Bangor. / BBC

"Es el primer aeropuerto comercial con una pista suficientemente larga para la llegada de cualquier tipo de avión que se aproxime a Estados Unidos de Europa", asegura Canders.

Aterrizajes forzosos

Cuando un avión tiene que llegar a tierra de forma imprevista, lo mejor es tener un buen lugar donde poner los neumáticos.

Es por eso que las reglas de la aeronáutica civil obligan a los aviones comerciales a permanecer en un radio de vuelo de máximo 180 minutos (reglas ETOPS) al aeropuerto más cercano para un aterrizaje.

Hay varios factores que entran en juego, como explica el capitán Leonardo Sánchez a BBC Mundo.

"Peso del avión, condiciones meteorológicas, altura del aeropuerto, todo eso hace que varíe la capacidad del avión para aterrizar en determinado aeropuerto", indica Sánchez, quien tiene 35 años de experiencia y unos 150 vuelos trasatlánticos en su carrera.

988693425152f57792cc4bd7ba814568ad2de34e-e0c0162dbe5efdaf3be66aec8d3a1749.jpg El Air Force One, el avión presidencial, ha sido otro de los invitados al aeropuerto de Bangor, aunque no por cuestiones de emergencia. / BBC

Cuando se ve amenazada la integridad del avión, los pasajeros y la carga es cuando los pilotos deben elegir un aeropuerto, el más cercano posible.

"Con un motor fallando, el aterrizaje es con mayor velocidad. Ese es el estado crítico, y requieres una pista de la longitud necesaria, un poco más larga", indica Sánchez.

Fallas en aviones y en la gente

Lo más común en Bangor es recibir aviones para que recarguen combustible, pues si en ruta los vuelos se enfrentan a fuertes vientos, eso hace que los aviones consuman más de lo que tenían planeado.

Pero como explica el subdirector de BGR, también las emergencias médicas han sido recurrentes.

"Hace poco tuvimos el caso de un ataque al corazón y otro de un accidente cerebro-vascular. En ambos casos, los vuelos descendieron rápidamente y pudimos ayudar, pues existen hospitales cercanos", dice Canders.

98868918tatlwestbound-741b9ac0cd73c9f4747a5c58d9885198.jpg En la ruta de Europa a Estados Unidos, la región en la que se encuentra Bangor es la primera por la que llegan los vuelos. (Imagen: Flightradar24) / BBC

Entre las fallas mecánicas, Bangor recibe aviones que tiene alertas de emergencia en el tablero de la cabina de pilotos, pero lo usual es que se deba a "componentes no vitales".

Cuando hay problemas en los aeropuertos mayores de la región, como los de Nueva York y Boston, el aeropuerto que recibe los problemas, Bangor, ha conocido los efectos.

En septiembre de 2014, Bangor recibió 20 aviones, incluidos B747 y A380, debido a que hubo un desabasto de combustible en los aeropuertos de la costa este, una situación caótica.

"La mayoría pudo continuar su camino, pero un par tuvieron que quedarse. Había 500 pasajeros que requerían un lugar para quedarse, a mitad de la noche. Algunos empleados del aeropuerto ofrecieron sus casas, pero muchos pasajeros tuvieron que pasar la noche en el aeropuerto", explica Canders.

Pero los problemas más inusuales que ha recibido Bangor son los de los pasajeros con un comportamiento riesgoso.

En 2001, dos británicos provocaron que el avión de British Airways en el que viajaban realizara un aterrizaje de emergencia luego de haber sostenido una pelea en vuelo,

988705715462ccf965da495b93a30b008c363969-57a67eede2f12c365186f98eeb8601c0.jpg Robert Doherty y John Ward fueron devueltos a Londres tras protagonizar una pelea en un vuelo que tuvo que aterrizar en Bangor. / PA

Uno de los casos más particulares fue el ocurrido en mayo de 2012 cuando una mujer entregó una nota en vuelo que decía que tenía "un dispositivo implantado quirúrgicamente", lo que generó una alerta por un posible atentado.

El avión con 179 pasajeros fue desviado por las autoridades federales a Bangor, donde todos el avión fue evacuado.

La mujer fue interrogada, examinada y atendida psicológicamente, sin que le encontraran nada sospechoso, pero causó uno de los mayores sustos en la historia reciente del aeropuerto de Bangor.

©
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo