BBC Mundo

El preocupante resultado de la autopsia del cerebro de Aaron Hernández, el exjugador de fútbol americano que mató a un amigo y se suicidó en prisión

El que fuera una de las promesas más grandes del deporte en Estados Unidos falleció el pasado mes de abril a los 27 años. El análisis de su cerebro dio un resultado perturbador.

Colocado sobre una mesa de laboratorio, horas después de su muerte, el cerebro de Aaron Hernández ofrecía una apariencia saludable.

PUBLICIDAD

A fin de cuentas se trataba de una persona joven, de 27 años, que sólo vio truncada su carrera en el mundo del fútbol americano tras ser condenado por el asesinato de uno de sus amigos en 2013.

En abril, mientras cumplía cadena perpetua en prisión, Hernández se suicidó.

  1. De estrella de la NFL a suicidarse en prisión a los 27 años: la turbulenta vida de Aaron Hernández

Pero lo que en principio parecía un cerebro sano, escondía debajo de su superficie un secreto que sorprendió a los científicos que llevaron a cabo la autopsia del jugador.

Hernández estaba llamado a ser una de las grandes estrella de los New England Patriots, el mejor equipo de de la NFL de los últimos 20 años.

Tags

Lo Último