BBC Mundo

El Hospital del Amor que ayuda a las esposas engañadas a espantar a las amantes de sus maridos

Las clientas de este y otros servicios similares pueden gastar decenas de miles de dólares para conseguir que ahuyenten a las amantes de sus esposos. La industria florece en un país en el que las mujeres se enfrentan a barreras para divorciarse debido a las leyes matrimoniales.

En China ha emergido una nueva y sorprendente industria, dedicada a ayudar a maridos y esposas a separar a sus cónyuges de sus amantes. Se llama "desvanecimiento de amantes" y con frecuencia las clientas pagan decenas de miles de dólares para "acabar" con sus rivales.

Una mujer de mediana edad con un vestido negro de encaje y unas grandes gafas de sol es guiada hacia una oficina de luz tenue.

No quiere que se conozca su nombre, así que la llamaremos Señora X, pero está dispuesta a contar sus experiencias como clienta en el Hospital del Amor de Weiging, el servicio más conocido de todo Shanghái para deshacerse de las amantes.

  1. Me casé con un hombre para poder quedarme con mi novia

Con una voz débil y temblorosa, me dice que la relación con su marido ha salido de la crisis más fortalecida de lo que estaba en el pasado.

"Antes pensaba que era un matrimonio, pero ahora veo algo mejor, una vida verdadera", se entusiasma, aunque sus ojos miran todo el rato hacia abajo.

Lo que describe son las muchas semanas de terapia marital que ha recibido, una lección en pensamiento positivo y en cómo ser una esposa mejor y más diligente.

Ming Li, cofundadora de Weiging, aconseja a mujeres como ella (la gran mayoría de las que piden ayuda son mujeres) sobre los secretos de un matrimonio exitoso y cómo evitar que las atenciones del esposo se disipen.

"Cuando descubrí la aventura, confronté a mi marido", dice la Señora X.

"Nos peleamos mucho y yo le preguntaba ‘¿Por qué, por qué si yo te he seguido durante tantos años?’ Al principio expresó culpa. Pero tras tantas peleas, simplemente ya no quería hablar conmigo. Entonces fue cuando busqué ayuda".

Decidió pagar a Weiging para alejar a la amante. En este caso, esto incluyó enviar a agentes a persuadir a la secretaria de 24 años de que podía aspirar a algo mejor a salir con un hombre que le dobla en edad.

Inversión

A pesar de que le costó miles de dólares, la Señora X está convencida de que esto era una mejor opción que divorciarse del esposo que la engañaba.

"Hemos pasado por muchas cosas juntos", explica. "No quiero renunciar a todo esto. La separación nunca ha sido una idea en la que haya pensado. Y también me estoy acercando a los 50, no hay un mercado ahí fuera para una mujer como yo".

  1. La desesperada situación de los "hombres sobrantes" de China que no encuentran pareja

Tags

Lo Último


Te recomendamos