BBC Mundo

Qué están haciendo las grandes ciudades de Estados Unidos y Europa para enfrentar el caos en las calles provocado por el comercio electrónico

Camiones estacionados en doble fila, ruido, cajas en las calles, atascos, contaminación… caos pero no resignación. Estas son algunos de los planes que las ciudades están poniendo en práctica para poder sobrevivir al auge de las ventas por internet.

El comercio electrónico se está disparando en el mundo. ¿Qué van a hacer las grandes ciudades para enfrentar el caos en las calles por tantas entregas de paquetes en casas, oficinas y empresas?

"Muchas veces no tenemos alternativa. Si no hay donde estacionarse, hay que aparcar en segunda línea", dice Thomas Chu, un conductor de la empresa de servicios logísticos y de transporte UPS en Nueva York.

Calles atascadas, camionetas pasándose luces rojas y cajas en las veredas: eso es lo que está dejando el aumento del comercio electrónico en la mayor ciudad de Estados Unidos, pero también en muchas otras ciudades.

El volumen de paquetes enviados aumentó casi 50% a nivel mundial entre 2014 y 2016, según la empresa Pitney Bowes. Las proyecciones apuntan a que el alza seguirá a niveles de 17%-28% anual hacia 2021.

Por eso el creciente número de entregas ha aumentado la preocupación sobre el tráfico y la contaminación en las grandes urbes del mundo.

Las soluciones

En Europa y Asia, algunas ciudades han prohibido las entregas de paquetes a ciertas horas del día.

Están construyendo bodegas para centralizar la distribución y aportando millones de dólares para contribuir al financiamiento de equipos menos ruidosos y menos contaminantes.

Tags

Lo Último


Te recomendamos