BBC Mundo

“El desinterés por la región no tiene precedentes”: cómo cambió la relación de EE.UU. con América Latina durante el primer año de gobierno de Donald Trump

Las posturas antiinmigración y anticomercio del Donald Trump en su primer año como presidente de Estados Unidos, junto a la “falta de estrategia” y una “desconfianza mutua”, han enfriado la relación de Washington con América Latina, que ahora gira hacia China.

Bastó un año de presidencia de Donald Trump en Estados Unidos para alcanzar un grado de recelo y apatía en la relación de Washington con América Latina que, según expertos, era inédito en tiempos modernos.

La cuestión no son tan solo los reportes de que Trump se refirió a naciones de Centroamérica y el Caribe como "países de mierda", o sus decisiones de quitar el amparo contra la deportación a cientos de miles de inmigrantes latinos en EE.UU.

  1. Trump dice que EE.UU. no debería recibir inmigrantes de "países de mierda" como Haití, El Salvador o las naciones africanas sino de Noruega
  2. 10 cosas que cambiaron con Donald Trump en Estados Unidos en su primer año como presidente

Tampoco se trata apenas de la política comercial de Trump, que renunció al Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP, por sus siglas en inglés) con países latinoamericanos y asiáticos, y puso en jaque al tratado NAFTA de libre comercio entre EE.UU, México y Canadá.

Ni siquiera es exclusivamente la insistencia de Trump en construir un muro a lo largo de la frontera con México, país al que calificó días atrás como el "más peligroso del mundo" aunque los propios datos oficiales de Washington señalen que eso es falso.

Lo que ha abierto un panorama desconocido en las relaciones hemisféricas es la combinación simultánea de esos y otros factores, como que Trump siga sin designar al equipo del Departamento de Estado para los asuntos de Latinoamérica.

 Trump saluda a la ministra de Exteriores de Colombia ante la mirada del presidente Juan Manuel Santos.
Una cena que Trump ofreció el año pasado a los presidentes de Brasil, Colombia y Panamá, y a la vicepresidenta de Argentina es considerado su mayor gesto de acercamiento a la región. En la imagen, saluda a la ministra de Exteriores de Colombia ante la mirada del presidente Juan Manuel Santos.

Tags

Lo Último


Te recomendamos