BBC Mundo

La estrella inesperada, los récords que se batieron y los momentos inolvidables de la victoria de los Eagles sobre los Patriots en el Super Bowl LII

La exhibición del mariscal de campo Nick Foles marcó el ritmo de una noche inolvidable en la historia del máximo evento deportivo de Estados Unidos, hasta el punto que ni Tom Brady pudo concretar otra histórica remontada.

Pensar que fue una lesión la que abrió la puerta a Nick Foles para convertirse en el héroe de la histórica victoria de los Eagles de Filadelfia sobre los Patriots de Nueva Inglaterra en el Super Bowl LII.

PUBLICIDAD

Ese lugar hasta el pasado 10 de diciembre correspondía a Carson Wentz, el mariscal de campo que estaba llamado a guiar a los Eagles hacia el primer triunfo de la franquicia en la noche más esperada del deporte estadounidenses.

  1. Los Eagles de Filadelfia ganan su primer título en el Super Bowl al derrotar a los pentacampeones New England Patriots
  2. Entre el espíritu de Rocky y postes de luz engrasados, por qué el desafío de los Eagles en el Super Bowl LII no es sólo ganarle a los Patriots

Pero la lesión de rodilla que sufrió Wentz en la victoria sobre los Rams lo apartó por el resto de la temporada y poco pensaron que Foles iba a ser capaz de ocupar su lugar.

No sólo lo hizo, sino que incluso fue más allá.

 Nick Foles
El mariscal de campo, que en 2013 igualó la marca de siete anotaciones en un partido, asumió la titularidad tras la lesión de Carson Wentz.

Tags

Lo Último