BBC Mundo

Los crímenes de la “novia nazi”, la mujer condenada a cadena perpetua en Alemania por varios asesinatos de inmigrantes

Beate Zschäpe fue condenada a cadena perpetua por el asesinato de diez personas y otros crímenes del grupo neonazi al que perteneció. La sentencia puso fin a cinco años de un juicio complejo en el que, incluso, se habló de complicidad de la policía alemana.

"Hola, soy Beate Zschäpe, la mujer que han estado buscando durante días". Eso le dijo a un policía la mujer conocida como "la novia nazi".

Esa llamada ocurrió el 8 de noviembre de 2011. La ciudad de Zwickau, donde vivió sus últimos días de libertad, estaba acordonada por la policía. En los últimos cuatro días habían ocurrido muchas cosas: un intento de robo, dos hombres muertos en una autocaravana y una explosión en una casa.

Según el diario alemán Augsburger Allgemeine, el policía que contestó la llamada de Beate Zschäpe le dijo que no sabía nada del caso y colgó el teléfono. Horas después, la mujer se entregó en una estación de policía de la ciudad de Jena, donde pasó su niñez, en compañía de un abogado.

  1. "La princesa nazi": la hija de la mano derecha de Hitler que acabó trabajando para la agencia de espionaje de Alemania

Beate Zschäpe tenía dos gatos, Lilly y Heidi, y sus vecinos le dijeron a la cadena Deutsche Welle que de su apartamento siempre salía un buen olor a comida. Ella era la fachada amable del trío terrorista neonazi alemán Clandestinidad Nacionalsocialista (NSU), investigado por 15 robos, ataques con bombas y diez asesinatos (ocho de las víctimas eran inmigrantes) en siete ciudades alemanas.

En muchas de las imágenes que hay de ella en sus siete años de juicio, se la ve sonriendo.

Gamze Kubasik, hija de Mehmet Kubasik, una de las víctimas, le dijo a Deutsche Welle en 2013 que esa actitud le confirmaba algo que siempre había pensado: "Ella no es un ser humano. No hay signos de remordimiento en su rostro".

Tags

Lo Último


Te recomendamos