BBC Mundo

Flash Pack: cómo una primera cita acabó en un negocio multimillonario

Radha y Lee entraron en contacto a través de un sitio web de citas y la primera noche que salieron juntos comenzaron a desarrollar la idea de crear una empresa turística que resultó ser un gran éxito.

Cuando Radha Vyas fue a su primera cita con un hombre que conoció en internet, se podía imaginar que tal vez se enamoraría… pero no que comenzarían a planificar un negocio juntos.

Tenía 32 años (en 2012), cuando en un sitio web de citas se conectó con Lee Thompson por el mutuo interés que tenían en los viajes.

En la primera cita, en un bar londinense, le dijo a Lee que había un nicho de mercado atractivo para explorar: vacaciones en grupo para aventureros de entre 30 y 40 años de edad.

Su argumento era que este tipo de ofertas existían para el segmento de 18 a 30 años, pero que no había muchas alternativas para los que sobrepasaban esa edad.

Lee, que en aquel entonces tenía 31, estuvo de acuerdo y se pusieron a discutir la idea de inmediato.

"Mientras más hablábamos de la idea de negocios, más nos entusiasmábamos", dice Radha.

"Y en cuestión de semanas, no solo éramos pareja sino potenciales socios en un negocio también".

Hoy están casados y son los dueños de Flash Pack, una compañía que organiza viajes en grupo para más de 10.000 personas al año de entre 30 y 40 años, a destinos como Vietnam, Camboya, Sri Lanka y Jordania.

Cómo montaron el negocio

Cuando se pusieron a investigar la idea de crear el negocio, pensaron que podía tener éxito.

Mientras Radha siguió en su empleo de recaudación de fondos y Lee continuó dedicado al periodismo fotográfico, dedicaban el tiempo extra que tenían disponible a sacar adelante la nueva empresa.

  1. Cómo me convertí en mi propio jefe a los 20 años
  2. "Hay hambre de emprendimiento en América Latina": el venezolano Andrés Moreno, fundador de la empresa que revolucionó los cursos de inglés por internet

El nombre Flash Pack surgió como una abreviación de "flash backpacking" o mochileo relámpago, y juntaron cerca de US$20.000 para financiar el lanzamiento.

Pero cuando ofrecieron el primer viaje de aventura a Sierra Leona en 2014, no tuvieron éxito.

"Los primeros seis meses fueron insoportables", cuenta Radha.

"Vendimos apenas un viaje a Sierra Leona y después tuvimos que devolverle el dinero a la persona, dado que no teníamos más interesados en sumarse a la aventura".

La foto que cambió todo

Sin embargo, el negocio despegaría pronto, luego que a Lee se le ocurriera una peculiar idea de marketing.

Con el Mundial de Fútbol listo para empezar en poco tiempo en Brasil, su idea era viajar hasta ese país para tomarse una foto bastante poco común.

"Había visto una foto de un trabajador en la punta del Cristo Redentor de Río de Janeiro y las vistas de la ciudad eran increíbles", cuenta Lee.

"Sabía que si lograba llegar ahí y sacarme un selfie, sería viral".

Entonces Lee convenció a la Junta de Turismo de Brasil para que le permitiera subirse a la estatua que se encuentra a 710 metros sobre el nivel del mar.

Tags

Lo Último


Te recomendamos