BBC Mundo

Pablito clavó un clavito, ¿qué clavito clavó Pablito?: ¿por qué nos cuesta tanto decir trabalenguas?

Los trabalenguas existen en casi todos los idiomas y su origen data de varios siglos. Pero no hace mucho que se conoce por qué se nos traba la lengua cuando los queremos pronunciar. Y tiene que ver con un engaño al cerebro.

"Pablito clavó un clavito, ¿qué clavito clavó Pablito?, el clavito que Pablito clavó, era el clavito de Pablito".

Seguramente conoces este trabalenguas. Ahora… inténtalo leerlo en voz alta y rápido.

¿Lo hiciste sin equivocarte? Probablemente no.

Y es que una cosa es leer en silencio un trabalenguas y otra muy distinta es decirlo en voz alta.

Pero ¿de dónde vienen los trabalenguas? y ¿por qué nos cuesta tanto decirlos?

  1. Por qué sólo los seres humanos pueden hablar (y no tiene que ver con la inteligencia)

Un juego para perder

"El trabalenguas es un juego que consiste en perder", le dice a BBC Mundo el argentino Carlos Silveyra, escritor especialista en literatura infantil.

Los trabalenguas son oraciones breves que incluyen palabras o sonidos que son muy parecidos entre sí (parónimos) y que si se leen rápido, se hace difícil de pronunciar correctamente.

Tags

Lo Último


Te recomendamos