BBC Mundo

Arresto de Meng Wangzhou: ¿se ha desatado una nueva guerra tecnológica entre Estados Unidos y China?

El arresto de la directora financiera de Huawei, Meng Wangzhou, erosiona aún más las ya tensas relaciones entre China y Estados Unidos. Algunos expertos opinan que se trata de una estrategia de Washington para perjudicar a una de las empresas chinas más importantes internacionalmente, y advierten de las consecuencias.

Es difícil sobrevalorar el simbolismo y la importancia de la detención de Meng Wangzhou, la directora financiera de Huawei e hija de su fundador.

Huawei es la principal joya de la tecnología china y Meng es su princesa de facto.

El 1 de diciembre, el mismo día en que el presidente estadounidense, Donald Trump, y su homólogo chino, Xi Jinping, se sentaron juntos en la cumbre del G20 a comer solomillo a la parrilla y panqueques de caramelo para ayudar a aliviar la guerra comercial, Meng era arrestada en Canadá y ahora enfrenta la extradición a Estados Unidos.

  1. Canadá arresta a la directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou, y China responde con enojo
  2. Por qué Estados Unidos considera a Huawei una amenaza para su seguridad

Aunque todavía no está claro cuáles son los cargos en su contra (sabemos que Estados Unidos ha estado investigando a Huawei por posibles violaciones de las sanciones de ese país a Irán), este no es simplemente un caso sobre el arresto de una mujer o solo de una empresa.

Este arresto podría dañar materialmente la relación entre Estados Unidos y China, probablemente en uno de los momentos más delicados entre los dos países en su larga y tórrida historia.

"No podría llegar en un peor momento y probablemente ensombrecerá las próximas negociaciones", me dijo Vinesh Motwani, de la organización financiera Silk Road Research.

"El mercado ya se había vuelto más escéptico con al acuerdo del G20 en los últimos días. Esto solo hará que el mercado se vuelva aún más escéptico a la hora de llegar a cualquier acuerdo".

Un acercamiento

Las tensiones entre Washington y Pekín han ido en aumento, y no solo en el ámbito comercial.

Sin embargo, en esa reunión del G20 en Buenos Aires parecía que las dos partes habían decidido al menos hablar y debatir exhaustivamente las cosas, en un período de 90 días.

Tags

Lo Último


Te recomendamos