BBC Mundo

Pandataria, la isla a la que los emperadores romanos exiliaban a las mujeres lujuriosas

Una isla rodeada de agua color turquesa, que hoy tiene el nombre de Ventotene y es un destino turístico en el mar Tirreno, fue una cárcel para las mujeres que estorbaban a reyes del Imperio romano.

La isla de Ventotene, un antiguo volcán frente a la costa de Nápoles, es el lugar de nacimiento del sueño de una Europa unida.

Fue ahí donde, cuando era utilizada por el régimen fascista durante la Segunda Guerra Mundial como un lugar para desterrar a los disidentes políticos, Altiero Spinelli y Ernesto Rossi redactaron el "Manifiesto de Ventotene", uno de los textos fundadores del federalismo europeo.

Escrito en papeles de cigarrillos y escondido en una caja de hojalata con doble fondo, el manifiesto "para una Europa libre y unida" fue contrabandeado y circulado entre la resistencia italiana.

Spinelli y Rossi convirtieron a una isla de represión en una de ideales.

  1. En la cama con los romanos: cómo el sexo marcó la historia del Imperio

Pero tanto la fama de esa isla del mar Tirreno, como la tradición de ser lugar de exilio se remonta más de 2.000 años, cuando su nombre era otro.

En esa época Ventotene se llamaba Pandataria y sirvió de cárcel con muros líquidos para mujeres aristócratas cuyo comportamiento no concordaba con lo que las normas de la sociedad dictaba.

Esa sociedad era la del Imperio romano, y en ella cualquier mujer cuyo comportamiento sexual se pareciera al de los hombres era merecedora de castigo.

Ave Cesar

En el año 18 a.C., el emperador Augusto promulgó la lex Iulia para elevar la moral de la clase alta de Roma, además de alentar matrimonios y procreación entre los miembros de ésta.

Tags

Lo Último


Te recomendamos