BBC Mundo

El sacerdote impostor que engañó a la Iglesia católica durante 18 años

Luego de pasar casi dos décadas oficiando misa, una investigación en su contra reveló que el supuesto sacerdote nunca había sido ordenado.

Durante 18 años impartió comuniones, escuchó confesiones, ofició matrimonios y realizó bautismos. Sin embargo, la Iglesia católica en España acaba de descubrir que el colombiano Miguel Ángel Ibarra ejercía como sacerdote sin haber sido ordenado.

El falso cura ejercía desde octubre de 2017 como párroco en la localidad de Medina Sidonia, en la provincia de Cádiz.

Según informó en un comunicado el Obispado de Cádiz y Ceuta, Ibarra viajó a España gracias a un acuerdo firmado con el Arzobispo de la arquidiócesis de Santa Fe de Antioquia, Colombia, donde había estado asignado con anterioridad.

  1. Cuándo y por qué la Iglesia católica impuso el celibato a los sacerdotes
  2. "La Iglesia siempre ha sido un nido de víboras, las luchas de poder son despiadadas"

Fue justamente de allí de dónde salieron las pistas que llevaron a desenmascararle.

Ibarra había ejercido durante años como párroco en varias diócesis en Colombia.

Allí se produjo una denuncia en su contra y, tras una investigación, la Arquidiócesis colombiana descubrió que los documentos que acreditaban su condición de sacerdote habían sido falsificados y que, en realidad, él nunca había sido ordenado.

Tras ser notificada sobre lo ocurrido, la diócesis de Cádiz y Ceuta ordenó que Ibarra fue cesado en sus funciones.

"El supuesto sacerdote tendrá que responder, en los próximos días, ante la Arquidiócesis de Santa Fe de Antioquia donde ha sido requerido", señala el comunicado.

Tags

Lo Último


Te recomendamos