Cerámica contemporánea: La nueva generación

En mayo se viene la tercera edición de Pura Cerámica, con una selección de los mejores artistas nacionales de esta disciplina. En ese contexto presentamos a 4 ceramistas cuyos nombres debemos recordar.

Por: Isabel Pinto
Cerámica contemporánea: La nueva generación

Por: Alexandra Gallegos A.

Esta tercera edición de Pura Cerámica contará con 70 destacados ceramistas chilenos, quienes exhibirán y venderán piezas escultóricas, decorativas o utilitarias de vanguardia. Creada por la empresa de proyectos culturales Arte Originario y apoyada por la Corporación Cultural de Lo Barnechea, incluye una oferta variada de objetos realizados con distintas técnicas, diferentes pastas, y quemadas a distintas temperaturas y en hornos de varios tipos. Es así como se podrán encontrar delicados objetos de porcelana, cerámica raku, obras figurativas y abstractas, objetos utilitarios para la mesa y más. Carolina Weinstein es una de las directoras de Arte Originario –la otra es María Luisa Prado–, quienes han sacado adelante esta muestra desde sus inicios. Para esta versión cuenta que se preocuparon de “buscar nuevos talentos que marcan tendencia, entusiasmar a los ya consagrados, motivar la participación de hombres, mostrar distintos estilos, premiar el oficio, congregar a los que saben y aman lo que hacen”.

Una de las sorpresas de este año es que participará la danesa Bente Hansen, artista perteneciente a la generación de alumnos de Richard Kjaergaard, quien presentará sus últimos trabajos con transferencia de oro, plata y cobre, obras llenas de luz, arte y oficio.

Arte milenario por excelencia, nuestro país se caracteriza por tener muy buenos ceramistas –muchos formados en el extranjero con grandes profesores– y hay varios talleres con grandes maestros; de la nueva generación queremos destacar a Catalina Vial, José Domingo Prado, Diego Tezanos e Isidora Jarpa.

 

Catalina Vial

Artista multidisciplinaria, se dedica tanto a la ilustración de aves chilenas como al trabajo de la cerámica, y en la muestra veremos una línea de gres + piedras, además de lámparas de colgar de gres + cuero. Su sello es la simpleza, los colores puros y sobrios, principalmente el blanco y el gris, mezclando la cerámica con materiales nobles, muchos de ellos recolectados por ella misma. Aprendió el oficio del profesor y ceramista Francisco Olivares, trabaja principalmente con torno, con gres de distintos colores, pastas blancas con chamote, y pasta de papel. “Siempre me interesó y llamó la atención todas las posibilidades que da la cerámica, las formas, los colores, el que sea decorativa, escultórica y más. Es una técnica muy amigable, generosa y permisiva. Siempre quise trabajar con las manos, y el ambiente de trabajo que la cerámica crea es muy grato, me conecta con la naturaleza, me desconecta, me transporta, tiene un ritmo distinto al de la ciudad. Eso sí, es muy traicionera; hasta que una pieza no sale del horno final uno no puede estar tranquilo”. Más info de Catalina en www.cmvial.cl

José Domingo Prado

Su sello es crear una cerámica súper jugada, generalmente decorativa y algo de utilitaria. Inspirado fuertemente en la cerámica japonesa –de hecho hizo una residencia en Japón– trabaja gres y porcelana y hace clases de torno.

Se siente parte de esta nueva generación de ceramistas chilenos ya que “desde que llegué de Japón he intentado mostrar nuevas formas de acercarse al material y así motivar a otros ceramistas que están empezando su camino. Creo que el boom en Chile es reciente, pero en otros países ya lleva un buen tiempo, especialmente en poner más énfasis en mostrar los procesos, no sólo los resultados. Eso ha sido clave. Estudiaba Diseño pero no me gustó el enfoque; así llegué a la Escuela de Artes y Oficios del Fuego, donde ofrecían las carreras de vidrio, cerámica y orfebrería. Me interesó el vidrio pero finalmente me decidí por cerámica, sin saber bien en lo que me estaba metiendo. Nunca lo pensé como un modo de vida, pero bueno, aquí estoy… Siempre digo que la cerámica me descubrió a mí, no yo a ella”. Sigue el trabajo de José Domingo en su Instagram @pradoceramics.

Diego Tezanos Pinto

“Estoy en mis primeros años en este rubro, y por el tiempo que llevo y los trabajos que he logrado se me han abierto varias puertas, como esta invitación a Pura Cerámica. En Chile se está valorizando el trabajo hecho a mano, por eso pienso que la cerámica se está haciendo cada vez más popular”. Tezanos encontró su nicho en la cerámica utilitaria, especialmente en gres, siendo uno de sus últimos trabajos el desarrollo de una línea de ollas con tapa. “Al salir del colegio entré a Arquitectura, pero con los años me di cuenta que no era mi camino, no me sentía cómodo estudiando, no era lo mío. Fue muy difícil decidirme ya que nadie me apoyaba, pero me gustaba trabajar con las manos. Después de un par de años buscando mi camino me invitaron a trabajar a un taller de cerámica; partí de lo básico, amasando y limpiando el taller. Así he aprendido a trabajar el torno y no he parado, llevo un año y medio, y cada vez aprendo más sobre este oficio, que me realiza como persona y es fascinante”.

Isidora Jarpa

Diseñadora de profesión, trabaja en porcelana desarrollando objetos utilitarios y también decorativos. “Me siento parte de esta nueva generación de ceramistas sobre todo en la misión que tenemos de rescatar el oficio, lo hecho a mano y otorgar el valor que corresponde a estos objetos de calidad única. Personalmente quiero enseñar la cerámica a todos los que estén interesados; que usen su cuerpo, que se conecten con el barro, ya que creo que este es un oficio muy completo, donde la constancia y la paciencia logran resultados bellos. Tomar desayuno en una taza fabricada por ti es una experiencia única. Los productos masivos creados en serie carecen de contenido emocional y artístico; por eso este boom de la cerámica, por la necesidad del ser humano de adquirir objetos únicos con un valor alternativo, artístico y material. Estoy relacionada con el arte y la expresión desde muy niña; al conocer el formato de la cerámica vi la libertad de hacer figuras en 3 dimensiones, lo cual me abrió mucho la cabeza y la creatividad. Para mí es muy nutritivo y atractivo trabajar desde el barro, desde lo blando ir modelando como tú quieras para lograr un resultado firme, con buena durabilidad, colores naturales y una materia prima noble y de calidad”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo