Espacios unidos

Lo que hoy más falta es tiempo para compartir con nuestra familia. ¿la solución? espacios donde podamos estar todos juntos haciendo distintas actividades. Living+comedor+cocina es un caso, y baño+walk in clóset, si la idea es maximizar el tiempo.

Por Isabel Pinto

 

 

 

Por: Carla Ingus.

El estilo de vida cambió. Cada vez tenemos más cosas que hacer y, por lo tanto, maximizar nuestro tiempo es prioridad. Es una búsqueda que afecta todos los ámbitos de la vida, pero el principal es el dónde y cómo vivimos. ¿Para qué tener un living que poco frecuentamos, en vez de un rico estar desde donde conversar con quien está cocinando? La unión de espacios complementarios es una tendencia que hemos visto hace años en películas norteamericanas, pero esto va más allá. Son casas que funcionan acorde a los nuevos tiempos, que permiten vistas despejadas, objetos muy funcionales fáciles de limpiar y ordenar, pero que además nos permiten estar juntos mientras hacemos distintas actividades.

Primero fue el family room. Se incorporó una especie de comedor de diario más cómodo en la cocina para que el proceso de almorzar y comer fuese más simple y conversado.

Ana María Irarrázaval, gerente de marketing de Socovesa, explica que ellos comenzaron a hacerse preguntas que antes no se hacían, por ejemplo, si era lógico seguir diseñando espacios como antes y para prototipos de familias o personas cuyo modelo estaba obsoleto.

El diseño comenzó a mirar cómo están viviendo las personas y hoy, por ejemplo, la cocina es el espacio más valorado, y ya no está asociada sólo a cocinar. Así nació un nuevo espacio social, un gran recinto que integra cocina, comedor y living, respondiendo de esta manera a una nueva forma de habitar.

“Lo mismo pasa con el baño y el walk in closet; si gran parte de las actividades que se generan en esos espacios son complementarias, ¿por qué seguir separándolos? En el marco de esta redefinición surgen proyectos como Vista Los Bravos, casas que destacan por sus recintos híbridos, es decir, que mezclan funciones y cuyo uso mixto crea zonas como el dressing room o la cocina-comedor-living integrados”, explica Ana María.

Dedicado a familias que en lo social son más informales y no esperan a los invitados con la mesa puesta; laboralmente dinámicos, intensos, con vidas multifuncionales, y que valoran tener un gran ambiente donde estar con la familia y amigos el fin de semana para distintas situaciones (alguien cocinando, en otro lado los amigos tomando algo, más allá el grupo de niños, etcétera). Para ellos un estar integrado a la cocina y al comedor se convierte en un espacio mucho más usado y que responde más a las necesidades actuales.

Otro sector que tuvo un retoque desde la mirada de “cómo vivimos” es el walk in clóset con el baño, llamado también dressing room. “En su proceso de diseño surgió la idea de rescatar el extinto vestidor como un espacio privado muy relevante dentro de la rutina diaria. Con el paso de los años este recinto se fue perdiendo, cediéndole los metros cuadrados al clóset y al baño, de forma independiente. Hoy traemos el vestidor de vuelta pero en versión 2017, el dressing room, un baño tipo hotel de lujo que se fusionó con el walk in closet. En un mismo sector ahora la persona puede ducharse, vestirse, maquillarse y probarse ropa, sin tener que transitar por dos recintos diferentes”, destaca Ana María, en lo que podríamos considerar un verdadero sueño.

No es lo único que ha cambiado. En otro proyecto grande, como es Santa Elena de Chicureo, hay una serie de innovaciones en los distintos tipos de casa.

Dobles Alturas: Es un recurso arquitectónico que algunos años atrás se reservaba a las viviendas de lujo, pero que poco a poco se ha ido introduciendo en otros segmentos. “Una mayor altura de piso a cielo aporta Iluminación, amplitud y elegancia. La utilizamos principalmente en el hall de entrada y en el living, produciendo un efecto de mucha prestancia”, explica Ana María de Río, gerente comercial de Siena Inmobiliaria, a cargo del condominio Quilay, que se caracteriza por sus modelos mediterráneos de uno y dos pisos. De acuerdo a la ejecutiva, la doble altura potencia la entrada de luz natural y su circulación por todos los rincones de la casa, otorgando amplitud y calidez.

Salas de estar: Cada día cobran más importancia como punto de encuentro, entretención y estudio, dejando a los dormitorios exclusivamente para el descanso. “La más reciente innovación son las casas con dos estares en la distribución. En algunos modelos de los condominios Bordeandino y Nogales aprovechamos el espacio que antes ocupaba la pieza de servicio para habilitar un family room o sala de estar contigua a la cocina, que sirve para que los niños jueguen o hagan las tareas, alternativa que ha sido muy valorada por los clientes. En otros modelos, la segunda sala está al lado del dormitorio principal y se usa generalmente como home office o hobbie room”, explica Cecilia Celis, encargada de marketing del proyecto Santa Elena.

Estas son algunas de las innovaciones que trae la arquitectura y el diseño al servicio del nuevo estilo de vida que tenemos hoy.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo