La estética como valor agregado

No se trata sólo de falta de espacio; hay mucha oferta inmobiliaria de casas de gran tamaño, pero todas iguales, que se quedan atrás en innovación y diseño. ¿Nos estamos olvidando de la originalidad y nos convertimos en compradores sólo de lo que se fabrica en serie? te mostramos alternativas como casas de sólo 50 metros cuadrados que te sorprenderán por su belleza, convenciéndonos que no sólo es importante tener una casa, sino también formar un hogar.

Por Isabel Pinto

Muchos buscan una vivienda que sea distinta a lo que ya han visto, y en ese sentido no siempre encuentran la “casa de sus sueños”. Los modelos tienden a repetirse y, de alguna manera, la funcionalidad puede atentar contra lo estético. Por eso se valora cuando una inmobiliaria decide disponer toda su creatividad al servicio de sus clientes y, de esa manera, conquistar con una buena estética al público.

“La vivienda es más que un volumen funcional; debe ser una sinfonía de volúmenes donde la estética y el atractivo visual se complementen con la funcionalidad, creando finalmente un hogar. Es lo que pensamos en Artem, que como su nombre lo indica, tiene como objetivo volver a poner en valor lo artístico de la arquitectura”, señala la jefa de proyectos de Artem, María Constanza Ávila.

La propuesta de esta constructora (www.constructoraartem.cl) es el concepto “lujo en poco espacio”; al ver las casas se piensa que están construida sobre un gran terreno, pero lo cierto es que incluso hay algunos proyectos que comienzan en los 53 metros cuadrados, pero que por fuera parecen grandes fortalezas.

“El uso de decks en el exterior, madera de abeto canadiense en algunas partes de la casa y, sobre todo, el reemplazo de muros por grandes ventanales, nos entrega un resultado que a la vista es realmente grandioso; sin embargo, su interior puede ser incluso mucho más pequeño que los proyectos que podemos encontrar en diversas constructoras”, explica Ávila.

Pero como lo estético no es todo, otra de las ventajas de esta alternativa es la construcción modular, que en comparación al sistema tradicional permite que los proyectos se realicen de forma mucho más rápida.
“Mientras se construyen lo módulos en la fábrica, se realiza en paralelo el proceso de fundación en terreno, optimizando al máximo los plazos de entrega. Una vez terminados tus módulos en nuestras fábricas se preparan para viajar al lugar del país en el que se encuentre tu terreno, por lo que podrás tener una casa Artem en donde tú quieras”, agrega. Los modelos de casas, comienzan en 53 metros cuadrados, y sorprenden por su estética.

Naturalmente hay otras alternativas, las inmobiliarias están pendientes de las innovaciones y, en ese sentido, ha comenzado a crecer la oferta. El foco en las cocinas –y la unión de éstas con el comedor y el living– o la extensión del living a través de una terraza o balcón, es parte de lo que podemos ver en el mercado inmobiliario. Por lo mismo, es importante mirar bien antes de tomar la decisión cómo y con quien construir el hogar.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo