Ruta Deco: las tiendas asiáticas que renuevan la oferta de diseño

Visitamos dos de las principales tiendas de casa y decoración asiáticas que han llegado a Chile en el último tiempo. Te contamos sobre su auge, las ofertas que traen a nuestro país y sus originales soluciones para hogar.

Por Bárbara Carvacho

En Providencia, Maipú, La Florida o Ñuñoa, el mercado asiático está cada vez más presente, y nombres como Asian Market, Mall Oriental o Koreano Exprés se fusionan con la tradición del quiosco de la esquina. Si durante los ochenta vivimos la llegada de chinos que nos insertaron en su gastronomía con variantes “a la chilena”, a casi cuatro décadas, el mercado ha aprendido mucho más de los asiáticos, que de la ya tradicional carne mongoliana.

El boom asiático vive un momento increíble en nuestro país, y los chilenos ya ni siquiera necesitamos adaptar la cultura del otro lado del mundo para sentirla cercana. Eso se ve reflejado en la llegada de gigantes del continente a Chile, que dejan su marca en el rubro textil, la cocina, y por supuesto, el diseño y la decoración.

Entrar a una tienda asiática es una aventura, somos turistas en nuestras propias calles, leemos al detalle etiquetas llamativas y jugamos a las adivinanzas con ciertos productos que no sabemos si están hechos para masajearse la cara o conservar frutas. Mientras los supermercados chinos y coreanos lucen pasillos estrechos con etiquetas escritas a plumón, otra cara de la economía se muestra imponente en vitrinas iluminadas por luces led.

Lejos de las cajas de fideos en bolsa –pero sin olvidarlas– existen tiendas como Miniso y Home Plus, algo así como los Casa & Ideas de China y Corea del Sur, respectivamente. El primero, una franquicia con un diseñador japonés en primera fila, que se ha convertido en grito y plata en Santiago. “Acabamos de abrir la sexta tienda, en Estación Central”, cuenta Anita Zúñiga, quien trabaja para la marca. Los principales centros comerciales de la capital ya tienen un Miniso en sus pisos, sumado a la tienda autónoma de la calle Puente, en pleno Paseo Ahumada.

Miniso

“Hemos tenido un buen recibimiento de la gente porque los productos tienen mayor calidad respecto al precio”, cuenta Zúñiga, y es evidente al ingresar a la tienda. Son objetos buenos, que se ven duraderos y con un costo bastante aterrizado. Acá, todo está más cerca de los $4.000 que de los $20.000. Jarrones hermosos, organizadores de clóset, sartenes con mangos de colores, cubiertos con detalles novedosos, parlantes inalámbricos con garantía, pantuflas, cepillos de pelo y carteras. Si necesitas algo para tu casa, probablemente Miniso lo tiene; incluso si ni siquiera sabías que te hacía falta.

“La mayoría de los productos tienen buen recibimiento porque hay un boom asiático muy fuerte en Chile, entonces la gente lo entiende, lo sigue, tiene la disposición a conocer sin rechazar, no dice ‘ay, qué raro esto, no lo voy a comprar’, no, todo lo contrario, quieren explorar cosas nuevas y eso nos ayuda a probar opciones y acercar ambas culturas”. Y es efectivo, porque entre jaboneros y espátulas, habitan cosas como ganchos para celulares o separadores de estantes. Objetos que no acostumbramos, pero agradecemos.

Si hablamos de chicherías, Home Plus se lleva el premio. Miniso es fiel a su estética japonesa, pulcra y minimalista para el diseño, pero es esta tienda, ubicada en Antonia López de Bello esquina Patronato, la que apuesta por objetos pequeños de adorno, además de tener productos salvavidas del día a día, como rejillas para el desagüe, detergentes o bolitas plásticas para que tus zapatos no huelan feo.

Si buscas algo de plástico, lo más probable es que esté en uno de los dos pisos de Home Plus. Basureros, cajitas de regalo, botellas de agua, tazones, láminas murales, colgantes que destapan cervezas y pizarras para dejar mensajes en la cocina, mondadientes, clips, cubetas de helado, abridores de frascos, guateros para manos, moldes de repostería y hasta rasuradoras.

La lista es infinita y, sobre todo, barata. Los coreanos partieron en 1997 y rápidamente la tienda se convirtió en una de las más populares del país, y en Chile la historia no es tan distinta: llevan seis años desde la inauguración de la tienda de Recoleta, y ya cuentan con otra en la calle Río de Janeiro, en la Galería Santiago Centro de la estación Universidad de Chile, y acaban de llegar al barrio Los Leones.

“La gran diferencia de tiendas como Home Plus respecto a las del mercado americano o nacional, es la variedad de productos”, nos cuenta Claudia Piel, desde el departamento de ventas de la marca. Por ejemplo, si las cadenas nacionales más populares de diseño lanzan una taza, lo más probable es que lleguen no más de cuatro diseños, pero a Home Plus “llegan treinta opciones distintas de un mismo producto”.

Y eso lo agradece el público, sobre todo C2, como apunta la vocera. “De verdad hay mucho donde escoger. El catálogo es variado y de calidad”, y agrega que el comentario típico que se escucha en Home Plus es que el diseño oriental logra destacar dentro de su evolución y se desmarca del plástico de baja gama que abunda en barrios como Meiggs, y al mismo tiempo, apuesta al diseño de buena calidad sin elevar excesivamente el costo, ítem en el que la decoración local queda al debe.

Tanto Miniso como Home Plus tienen ganas de expandirse, salir de Santiago mediante franquicias, y seguir aportando con la cultura del diseño asiático, que ha permeado en todos los estratos y edades. Porque no es extraño ver a señoras comprando cojines mientras seguidores del kpop buscan esponjas para maquillaje con forma de ositos. Ésa es la fusión de un mercado en alza, el choque de continentes que amplía nuestro rango como consumidores, demostrando que ya no tememos al objeto peculiar y que el “hecho en China”, dejó de ser una mala frase.

Tabla asiática

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo